Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

“El humor es una forma de estar en el mundo” (Eduardo Mendoza)

Palabras de autor: Eduardo Mendoza (Barcelona, 1943) en  declaraciones realizadas en una rueda de prensa , en Londres, el mismo día que le fue otorgado el premio Cervantes 2016, por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes de España.

 


Eduardo Mendoza suma en su biografía 15 novelas, dos libros de relatos, dos obras de teatro y cuatro ensayos. La noticia de que era Premio Cervantes 2016, le sorprendió en la capital británica, “andando por la calle”.

Mendoza se licenció en Derecho por la Universidad de su ciudad, después  residió un año en Londres y, a la vuelta, se presentó a una convocatoria de la ONU para plazas de traductor, que superó. Fue enviado a Nueva York, donde vivió casi una década (1973-1982).

Posteriormente siguió vinculado a las Naciones Unidas, organización a la que suele dedicar unos meses del año como traductor de las conferencias internacionales que se celebran en diversos países, como Suiza, Austria o Turquía, faceta que compagina con la literatura, en la que se inició durante su estancia neoyorquina.

En 1975 publicó su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta.

Sus dos novelas siguientes fueron El misterio de la cripta embrujada (1979) y El laberinto de las aceitunas (1982).

La ciudad de los prodigios (1986) fue llevada al cine bajo la dirección de Mario Camus (1999).

En 1986, apareció su ensayo Nueva York y tradujo Sueño de una noche de verano de Shakespeare para una producción teatral de Miguel Narros.

Después publicó la novela La isla inaudita (1989) y se estrenó como dramaturgo con Restauració (1990), escrita en verso libre y catalán y representada por Rosa Novell, a quien Mendoza dedicó la obra.

Mendoza, condecorado con la Cruz Sant Jordi de la Generalitat (1995), ha asegurado sentirse como “un escritor residual”, porque dice que “la novela convencional ya no tiene sentido” y no sabe si asentarse “como dinosaurio” o hacerse un “lifting literario”.

También ha publicado el libro Barcelona modernista (1990), en colaboración con su hermana, la historiadora de arte Cristina Mendoza; Sin noticias de Gurb (1991); y la novela colectiva de detectives El enigma de Icaria (1992), ambientada en la Barcelona Olímpica y coescrita con Manuel Vázquez Montalbán, Juan Marsé, Jesús Ferrero, Félix de Azúa, Andreu Martín, Javier Fernández de Castro y Francisco González Ledesma.

A continuación, El año del diluvio (1993), Una comedia ligera (1996), Mejor Libro Extranjero de 1998 en Francia; La aventura del tocador de señoras (2001), premiada por el gremio de libreros de Madrid; y El último trayecto de Horacio Dos“(2002), Mauricio o las elecciones primarias (2006) y El asombroso viaje de Pomponio Flato (2008).

En 2009, el escritor barcelonés debutó en el género del relato con su última publicación Tres vidas de santos, que incluye los cuentos La ballena, El malentendido y El final de Dubslav.

Ganador del Premio Planeta 2010 por Riña de gatos, novela reconocida también con los Premios Qué Leer (día de Sant Jordi) y Premio literario Arcebispo Juan de San Clemente de Santiago de Compostela en 2011 y 2012, respectivamente.

Sus últimas novelas han sido El enredo de la bolsa o la vida (2012) y El secreto de la modelo extraviada (2015)

También ha traducido a Edward Morgan Forster, William Shakespeare y Lord Byron.


Madrid, 1 diciembre 2016, EFE/PracticaEspañol

Noticias relacionadas