Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 4,42 sobre 5)
LoadingLoading...

Morfología

Las interjecciones: sus usos y funciones en el idioma español

En el idioma español, las interjecciones tienen diferentes usos en el lenguaje coloquial. A continuación presentamos algunos de los usos que se utilizan frecuentemente.

 


 √   Son interjecciones palabras como: ¡cáspita!, ¡caramba!, ¡diablos!, ¡Dios mío!, etc.

 

¡Caramba! No me esperaba eso de él”. → Expresa sorpresa.
 

“ ¡Cáspita! Esto es increíble”. → Expresa admiración.
 

“¡Diablos! Lo haré a mi manera”. → Expresa enfado.
 

“¡Dios mío! Eso es terrible”. → Expresa dolor.
 
 

La interjección ¡bravo! es utilizada para expresar que nos ha gustado una representación artística (teatro, danza…).

 

El público gritaba “¡bravo!, ¡bravo!” al terminar la función”.

 

“¡Bravo! ¡Es una obra magnífica!”.
 
 
¡No olvides que…!
 
 

 También utilizamos bravo para felicitar a una persona por un trabajo bien hecho.

 

¡Bravo! ¡Has realizado un gran trabajo!”

 
 

 Además, utilizamos las interjecciones para animar a una persona o grupo. Por eso, podrás escuchar a los seguidores de un club de fútbol decir:

“¡Hala Madrid!” ,   “¡Aúpa Atleti!”

 

¡No olvides que…!
 
 

La interjección olé es muy utilizada en el lenguaje coloquial tanto para animar a una persona como para aplaudir en un evento.

¡Olé! ¡Qué valiente eres!”

“El público gritaba “¡olé!”, “¡olé!” para dar ánimos al torero”.
 
 

√  Es frecuente escuchar la interjección ¡ojalá! para expresar un deseo o algo que queremos conseguir.

 
“¡Ojalá encuentres trabajo!”

“¡Ojalá apruebe el examen!”
 
 
¡No olvides que…!
 
 
   “Ojalá” siempre va seguida de un verbo en subjuntivo.
 

   Otras interjecciones muy utilizadas en el lenguaje coloquial son: ¡ah!, ¡oh!, ¡uf!, ¡bah!, ¡ea!…

 
“¡Bah! Eso son tonterías. → Expresa que no creemos en algo o que no le damos mucha importancia a algo.

“¡Ay! ¡Me duele la pierna!” → Se utiliza para expresar dolor.

“¡Ay! ¡Qué infeliz soy!” → Se utiliza para expresar pena.

“¡Oh! ¡No me lo puedo creer!” → Expresa sorpresa.

“¡Uf! ¡Ya no puedo más!” → Expresa cansancio.

“¡Ea! Eso es así”. → Se utiliza para expresar una decisión.

“¡Eh! ¿Qué estáis haciendo?” → Se utiliza para llamar la atención a una persona.
 
 
√   Algunas interjecciones tienen forma verbal.
 
“¡Anda! ¡Olvidé las llaves en casa!” → Expresa sorpresa.

“¡Anda, descansa un poco!” → Se utiliza para convencer a una persona.

¡Vaya! Hoy no podemos salir de paseo”. → Expresa decepción por algo.

¡Vaya con tu amigo! No me esperaba eso de él”. → Se utiliza para decir algo bueno o malo acerca de algo o alguien. En este caso de “amigo”.

 

Sandra Municio/ Practica Español

Noticias relacionadas