Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Mundo

LOS 5 ESTADOS DONDE SE JUEGAN LAS PRESIDENCIALES DE EEUU

Aunque son 50 estados, tan solo un puñado de ellos son los encargados de marcar la diferencia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, y este año, a apenas unos días de los comicios, la atención está puesta especialmente en los conocidos como “bisagra”: Nevada, Iowa, Ohio, Carolina del Norte y Florida.

Nevada

Conocido por su aridez, pero también por sus casinos, Nevada es uno de los estados más disputados de esta carrera presidencial, donde también hay en juego un asiento en el Senado que podría modificar las mayorías del Congreso entre demócratas y republicanos.

“Desde 1912, Nevada ha votado por el candidato ganador en cada carrera presidencial, excepto en el año 1976. Por lo tanto, hemos votado a favor de (Ronald) Reagan y George H. W. Bush; y luego por (Bill) Clinton dos veces”, explicó a Efe Eric Herzik, catedrático del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Nevada en Reno.

Iowa

Iowa se ha vuelto en las últimas semanas un lugar disputado por los candidatos, que han dejado a un lado sus esfuerzos por Colorado -parece decantarse ya con firmeza por la demócrata- y han decidido centrarse más en este pequeño estado rural.

Solo cuenta con 6 votos electorales dado su tamaño, pero es un bastión representativo de la democracia estadounidense, donde el presidente Obama ganó en sus dos legislaturas pese a ser considerado un estado de cariz conservador dada su demografía.

Allí Trump llegó a gozar de una ventaja de casi 7 puntos, y ahora apenas les separan 1,4, según la media de las encuestas que arroja RealClearPolitics.

Carolina del Norte

Carolina del Norte “es básicamente un estado al 50-50 y probablemente más estrechamente dividido que cualquier otro estado ahora mismo”, explicó a Efe Steven Green, experto político de la universidad de ese estado.

Green resaltó que hay una minoría significativa, especialmente afroamericana, cuya alta participación ayudó a ganar el estado al actual presidente Barack Obama en 2008, aunque en 2012 lo perdió por un estrecho margen.

Ohio

El mandatario, junto a Biden, será el encargado también de cortejar a los votantes de Ohio para Clinton, un estado en el que la exsecretaria de Estado parecía tenerlo todo perdido frente al multimillonario, pero en el que podría tener esperanzas, según las más recientes encuestas.

“Ohio es un estado importante en estas elecciones presidenciales, ya que es muy competitivo y otorga 18 votos electorales. Durante las últimas cuatro elecciones, la diferencia media entre los dos principales candidatos fue del 3 por ciento de los votos”, explica a Efe Daniel Birdsong, profesor de Ciencia Política en la Universidad de Dayton (Ohio).

Birdsong recuerda que, históricamente, ningún republicano ha ganado la Presidencia sin ganar Ohio y la última vez que un demócrata ganó la elección presidencial sin hacerse con ese estado fue en 1960.

Florida

Por su parte, Florida, con 29 votos electorales, es uno de los estados más controvertidos de las últimas décadas, y su composición demográfica es muy compleja, con inmigración cubana y puertorriqueña, pero con zonas de jubilados blancos.

La decisión de los floridianos podría ser la que decante la balanza electoral y eso se refleja en la cantidad de actos que han programado las dos campañas en toda Florida para estos últimos días, donde a una semana de la cita electoral Clinton aventajaba a Trump por tan solo 0,7 puntos, según la media de las encuestas de RealClearPolitics.

Washington/Madrid, 4 noviembre 2016, EFE/PracticaEspañol


 

Noticias relacionadas