Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

“Todo puede usarse de modo inadecuado” (Marvin Minsky)

Marvin Minsky, cientifico estadounidense, Nueva York (1927-2016), considerado el padre de la inteligencia artificial.

 
 


Exploró cómo dotar a las máquinas de percepción e inteligencia similar a la humana, creó manos robóticas con capacidad para manipular objetos, desarrolló nuevos marcos de programación y escribió de manera extensa sobre asuntos filosóficos relacionados con la inteligencia artificial.

El científico estadounidense Marvin Misky, pionero de la inteligencia artificial, murió el pasado domingo a los 88 años en un hospital de Boston (EE.UU.) a causa de una hemorragia cerebral, informó hoy el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), donde era profesor emérito.

Minsky, nacido en Nueva York en 1927, recibió numerosos premios internacionales por su trabajo pionero y su rol de mentor en el campo de la inteligencia artificial, entre ellos el Turing, el más alto honor en ciencia informática, en 1969.

“Fue el experto más importante en la teoría de la inteligencia artificial y su libro ‘The Society of Mind’ (‘La Sociedad de la Mente’) se considera una exploración ‘trascendente’ de la estructura y función cerebral”, dice el MIT.

El científico se incorporó al Departamento de Ciencia Informática e Ingeniería Eléctrica del MIT en 1958 y fue uno de los fundadores del Laboratorio de Inteligencia Artificial un año después.

Minsky estaba convencido de que el hombre desarrollaría un día máquinas que competirán con su inteligencia, aunque en los últimos años advirtió de que “cuánto se tarde dependerá de cuánta gente esté trabajando en los problemas correctos”.

El científico publicó su último libro en 2006, bajo el título “The Emotion Machine: Commonsense Thinking, Artificial Intelligence, and the Future of the Human Mind”, (“La Máquina de las Emociones: Pensamiento de Sentido Común, Inteligencia Artificial, y el Futuro de la Mente Humana”).

Misnky entró en la Universidad de Harvard después de volver de luchar con la Marina de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial.

Después de graduarse de la prestigiosa universidad, ubicada como el MIT en Cambridge (Massachusetts), se incorporó a la Universidad de Princeton (Nueva Jersey), donde obtuvo su doctorado en matemáticas cuatro años después.

En su primer año en Princeton, construyó su primera red de simulación neuronal.

Además de su reconocimiento en el campo de la inteligencia artificial, Misky era un talentoso pianista y publicó en 1981 un influyente artículo que iluminó las conexiones entre la música, la psicología y la mente.
Fue premio de la Fundación BBVA, donde pronunció las palabras que dan título a este obituario, a preguntas de los periodistas.

Nueva York, 26 enero 2016, EFE/Practica Español

Noticias relacionadas