Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Cultura

“Botero. 60 años de pintura”, la mayor antología del artista en Europa

Por Christian Sandoval / Fernando Botero es, sin duda, uno de los pintores latinoamericanos más representativos del siglo XX. Como resultado de sus 70 años de trayectoria artística, el maestro colombiano ha producido más de 3.000 óleos, 200 esculturas y 12.000 dibujos a lápiz, carboncillo y sanguina.

El maestro colombiano Fernando Botero regresa a la ciudad que alguna vez lo acogió en su juventud y en la que tuvo un primer encuentro con el trabajo de grandes artistas como Goya, Tiziano o Tintoretto, a Madrid, pero esta vez siendo él mismo el gran protagonista.

Con 88 años, Fernando Botero sigue conquistando galerías y museos en todo el mundo. “Botero. 60 años de pintura” es la muestra más reciente del artista universal abierta al público en el espacio CentroCentro de la capital de España y, desde ya, está considerada la mayor antología del artista realizada en Europa.

La exposición, cuenta con 67 obras de gran formato en las que se evidencian los 60 años del trabajo artístico de Botero. Igualmente, de forma inédita, se encuentra en su interior una selección de su obra más reciente: “acuarelas sobre lienzo” (2019), con la que el autor buscó una regresión hacia sus inicios como dibujante.

Antes de esta muestra, el maestro Botero ya había sido merecedor de grandes honores en esa ciudad española, como la exposición en el Museo Nacional de Arte Reina Sofía en 1987 o la exhibición de algunas de sus monumentales esculturas en el Paseo de la Castellana, la gran arteria del centro de la capital.

Igualmente, el paso de Botero por Europa ha estado lleno de gloria. Se trata del pintor vivo que más ha expuesto en el mundo y en su historial pesa haber sido el primer artista en exhibir su obra en los Campos Elíseos de París y el primer artista contemporáneo en ser invitado a exponer en la Plaza della Signoria de Florencia (Italia).

Un recorrido por la mente del maestro

Fernando Botero es reconocido mundialmente por su arte figurativo, caracterizado por los contornos generosos, la distorsión de los objetos y el gran manejo del color.

Su obsesión con el juego de volúmenes, presente en óleos, pasteles, acuarelas, carboncillos o esculturas de bronce o mármol, entre otros, le ha hecho merecedor de un nombre propio para su técnica: “el boterismo”.

En “Botero. 60 años de pintura”, la comisaria Cristina Carrillo de Albornoz, con el apoyo de Lina Botero, la hija del maestro, se propuso diseccionar históricamente la obra del artista para establecer los temas más recurrentes de su trabajo. Por esa razón, esta retrospectiva de la obra de Fernando Botero está divida en siete secciones: América Latina, Religión, Versiones, Naturaleza Muerta, La Corrida, Circo y Acuarelas Sobre Lienzo.

En ese sentido, la exposición plantea un recorrido por la vida de Botero. Desde sus años en Medellín, como punto de partida de su vida artística, pasando por su relación con las corridas de toros, la religión y otros apartes de su vida en Colombia, hasta llegar a pinturas que realizó en honor a otros maestros del arte universal.

En versiones, por ejemplo, se encuentran adaptaciones de Botero de grandes obras de la historia del arte. Tal es el caso de “La Fornarina según Rafael” (2008) o el díptico “Según Piero della Francesca” (1998), donde el artista es capaz de imprimir su característico estilo personal.

América Latina, La Corrida y Religión, por otra parte, son ese componente exótico capaz de transportar al público a los recuerdos de infancia y juventud del artista. Momentos muy marcados por las fiestas de pueblo, las monjas, las personas de la alta sociedad, la corrida de toros y la política local.

En Circo, caso contrario, la exposición se remonta a un episodio muy específico de la visita de Fernando Botero a un circo de Zihuatanejo, en México. La explosión de colores en contraste con la tristeza de sus personajes, por ejemplo en “Gente del Circo con Elefante” (2007), hace único a este aparte de la muestra.

Finalmente, en Naturaleza Muerta, se pone de presente el compromiso del artista con desarrollar y perfeccionar su estilo personal. En esta sección se encuentran bodegones como “Pera” (1976) o Naranjas (2008), que a pesar de inspirarse en formas aparentemente sencillas, tienen infundida el alma y estilo característico del artista.

(2 de diciembre de 2020, EFE/REPORTAJES/PracticaEspañol)

La noticia relacionada en vídeo (noviembre 2017):


Noticias al azar

Multimedia news of Agencia EFE to improve your Spanish. News with text, video, audio and comprehension and vocabulary exercises