Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

España Nivel B2

Cuando en pandemia la barrera lingüística se convierte en una odisea para minorías de migrados que no hablan español

Madrid /  Entre los muchos problemas que la pandemia del coronavirus ha puesto de relieve con crudeza está el de la barrera lingüística para  miles de inmigrantes residentes en Madrid y no hablan español (castellano) y para quienes ir al médico en estos días  puede convertirse en una odisea que evidencia cómo la lengua se convierte en un grave problema de integración.

Asociaciones y administraciones han tratado de parchear una situación delicada y fuertemente enraizada, que afecta sobre todo a comunidades relativamente minoritarias cuyas lenguas vernáculas rara vez aparecen en los folletos de los servicios de traducción, caso de los bangladesíes con el bengalí, los senegaleses con el wólof o los filipinos con el tagalo.

Morir por no poder saber comunicarse

La muerte  en su casa de Lavapiés por COVID-19, el pasado 26 de marzo y sin recibir atención médica, del bangladesí Mohamed Hussein, pudo deberse, según la denuncia a EFE de la portavoz de Red Solidaria de Acogida, Nines Cejudo, a la imposibilidad de comunicarse por teléfono con los servicios sanitarios.

El hecho sirvió para que esta asociación organizase un equipo de unos treinta voluntarios para desempeñar labores de interpretación y mediación, en colaboración con Red Interlavapiés y Valiente Bangla (colectivo de referencia para la comunidad bangladesí, que suma 6.623 empadronados en la capital y 3.005 en el distrito Centro).

Cejudo explica que el teléfono habilitado a tal efecto ha recibido más de mil llamadas en los últimos meses, de personas que son necesitan que los voluntarios les traduzcan del español al bengalí, wólof, bambara (hablado en Mali) o dariya (dialecto marroquí del árabe), y viceversa.

Solidaridad en marcha

El presidente de Valiente Bangla, Elahi Mohammad Fazle, añade que además les ayudan a pedir cita médica,  a conseguir la medicación que necesitan, y a veces incluso los acompañan presencialmente a la realización de pruebas diagnósticas. Añade que han emprendido una campaña para reclamar a las instituciones que refuercen sus servicios de interpretación y mediación.

Desde la Consejería de Sanidad indican que su servicio de interpretación de idiomas, que funciona mediante conversación telefónica o videollamada, está disponible las 24 horas los siete días de la semana en hospitales, servicios de salud mental y servicio de urgencias SUMMA112, y que durante la crisis sanitaria por la covid-19 “también ha estado disponible en Atención Primaria”.

Fuentes de Sanidad defienden que el dispositivo permite “minimizar la barrera cultural”, dado que “los intérpretes son nativos en un alto porcentaje”, y que entre los idiomas ofertados están el wólof, el urdu (hablado en Pakistán), el árabe, el bambara y también el bengalí, pese a que las asociaciones han criticado la omisión de esta última lengua.

Por otro lado, fuentes del Ayuntamiento han señalado a EFE que el distrito de Centro dispone de un servicio de integración y mediación social desde el pasado 1 de septiembre, que ofrece apoyo a la traducción en wólof, bengalí, tagalo, árabe y chino, y que ha atendido a 68 personas, prestando 19 servicios de traducción de textos y 22 de interpretación. (24 de noviembre de 2020, EFE/PracticaEspañol)

La noticia relacionada en vídeo:


Noticias al azar

Multimedia news of Agencia EFE to improve your Spanish. News with text, video, audio and comprehension and vocabulary exercises