Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Wissenschaft

El mochuelo, elegida “Ave del Año 2011”

Madrid (EFEverde).- Unos enormes ojos amarillos enmarcados en unas tupidas cejas blancas y un característico canto “maullido” identifican al mochuelo, la rapaz nocturna más representativa de España, a la que SEO/BirdLife ha declarado Ave del Año 2011 para alertar sobre el dramático declive que sufre su población.

Según ha señalado la directora de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz, la colonia de mochuelos en España -la más numerosa de Europa, estimada en unos 50.000 ejemplares- ha descendido en más de un 40 por ciento en la última década debido “a la intensificación de los cultivos agrarios y al abandono del medio rural”.

En los más de 20 años que lleva SEO/BirdLife -la organización ecologista más veterana de España- declarando Aves del Año, su “campaña bandera” para “saltar las alarmas” sobre el estado de conservación de determinadas aves, esta es la primera vez que elige una rapaz nocturna y una especie que todavía es común y numerosa, y que no se incluye en ningún catálogo como “amenazada”.

Desde que la organización ecologista inició en 1997 su programa NOCTUA, de seguimiento de aves nocturnas (rapaces y chotacabras) en España, y más de 600 voluntarios de la organización controlan la evolución de sus poblaciones año tras año y el estado de conservación biológica, ha detectado una disminución de mochuelos de un 40%.

La coordinadora de NOCTUA, Virginia Escandell, tiene claras las causas: “El mochuelo ha sido durante siglos el mejor amigo del agricultor, porque acababa con roedores y langostas de forma natural, sin necesidad de recurrir a productos químicos, pero la intensificación agrícola y el cambio de uso del suelo está acabando con ese beneficio mutuo”.

Escandell ha incidido en que la eliminación de lindes, árboles viejos o setos, en zonas agrícolas, unido al abandono de los cultivos tradicionales y del pastoreo extensivo en otras regiones ha provocado que el hábitat que necesita el mochuelo (lugares abiertos, donde reproducirse y posaderos para acechar a sus presas) se haya modificado.

Además, el uso de plaguicidas, fungicidas y herbicidas ligados a la agricultura intensiva o el uso de venenos para el control de plagas agrarias están acabando con su alimento, y constituye una de sus principales amenazas junto con los atropellos o la caza ilegal.

pdf {global[_AB_EXTRA_TRANSCRIPCION]}

Noticias al azar