Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Welt

Estrasburgo pide que la ola de inmigración ilegal de Túnez no afecte a la solidaridad con el Magreb

Estrasburgo/Roma, 16 Feb (EFE).- El Parlamento Europeo (PE) ha pedido a los gobiernos que no dejen que la crisis desatada en Italia por una ola de inmigración ilegal proveniente de Túnez afecte a la solidaridad europea con ese y otros países de la región del Magreb.

La mayoría de eurodiputados que participaron el martes 15 de febrero en un debate en el PE junto con la comisaria de Interior, Cecilia Malmstrom, se mostraron partidarios de apoyar a Italia a gestionar la presión migratoria en la isla italiana de Lampedusa, pero sin dar la espalda a Túnez.

Italia ha solicitado a Bruselas una ayuda financiera de 100 millones de euros después de declarar el "estado de emergencia humanitaria", como consecuencia de la oleada de inmigración norteafricana.

La Comunidad Europea (CE) ha garantizado por su parte el apoyo financiero a ese país con una cantidad, todavía por determinar, procedente de los fondos de ayuda a los refugiados y de los de vigilancia de fronteras.

Horas antes del debate de Estrasburgo, el ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, había pedido, durante una rueda de prensa en Roma, una "convocatoria urgente" del Consejo Europeo para "lograr una estrategia" en la lucha contra la inmigración en el Mediterráneo.

El titular de Interior también ha pedido a su gobierno que se destinen 200 militares más a las tareas de control de las instalaciones donde han sido alojados los 5.278 inmigrantes irregulares, la mayoría de ellos tunecinos, llegados a las costas italianas el último mes.

La isla de Lampedusa, situada a un centenar de kilómetros de Túnez, se encuentra en estado de emergencia puesto que es la zona que ha recibido una mayor afluencia de irregulares debido a su proximidad con las costas africanas.

Según Maroni, ahora existe el riesgo de que "miles de personas" se encuentren a la espera de salir de Túnez y la "emergencia migratoria de estos días no tiene precedentes".

"En 2008, cuando se registró el pico más alto de llegadas, fueron 38.000 irregulares los que desembarcaron en Italia en todo el año, ahora en un mes han llegado 5.000. Si seguimos así se llegará a los 80.000", aseguró el ministro.

Asimismo, hizo hincapié en que entre los inmigrantes llegados a Italia han sido identificados algunos presos que se escaparon de la cárcel en Túnez durante las revueltas de enero que vivió el país magrebí, aunque se trata de arrestos por delitos comunes.

A este respecto, Maroni reiteró que, aprovechando la llegada masiva de inmigrantes, organizaciones terroristas como Al Qaeda pueden introducir a algunos de sus miembros en Europa.

Noticias relacionadas