Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Welt

Islandia se niega a pagar a los ahorradores británicos y holandeses del banco Icesave, quebrado en octubre de 2008

Copenhague (EFE).- Los islandeses rechazaron por amplia mayoría, en referendo celebrado el 10 de abril, una ley para indemnizar a 300.000 ahorradores británicos y holandeses, clientes del banco Icesave, que quebró en octubre de 2008.

La primera ministra, la socialdemócrata Jóhanna Sigurdardóttir, dijo en declaraciones a la televisión pública que estaba "decepcionada" por el rechazo a la "ley Icesave" para devolver a los ahorradores extranjeros una cantidad que roza los 5.000 millones de dólares (3.474 millones de euros).

La incertidumbre sobre el monto total a pagar por Islandia, con una población de apenas 320.000 habitantes, debido sobre todo a la inestabilidad de la corona islandesa, fue uno de los principales argumentos destacados por los opositores a la ley.

El conflicto sobre las indemnizaciones a los ahorradores extranjeros del Icesave se dirimirá probablemente en los tribunales europeos, una vez que Gran Bretaña y Holanda anunciaron antes del segundo referendo que no habría nuevas negociaciones con Islandia.

En el aire el ingreso en la UE

El triunfo del "no" deja en el aire el proceso de ingreso de Islandia en la UE, hasta que no se resuelva la disputa legal, y debilita la coalición de Gobierno entre socialdemócratas y "rojiverdes", en el poder desde las elecciones anticipadas de 2009.

El referendo fue convocado hace dos meses por el presidente islandés, Ólafur Ragnar Grímsson, quien echó mano de esa prerrogativa tras recibir una iniciativa popular que reclamaba la celebración de una consulta, firmada por más de una cuarta parte del censo electoral de esta isla situada en el Atlántico norte.

El presidente islandés ya había forzado una situación similar un año antes, cuando contra todo pronóstico rechazó firmar una anterior "ley Icesave" en diciembre de 2009.

El primer referendo, celebrado en marzo de 2010, se saldó con una rotunda victoria del "no", superior al 90 por ciento, que obligó a Islandia, Gran Bretaña y Holanda a negociar un nuevo acuerdo para el pago de las indemnizaciones que habían adelantado los gobiernos británico y holandés a sus nacionales tras la quiebra del banco.

Icesave era la división de Internet del Landsbanki, el segundo banco del país entonces y que como los principales institutos crediticios de Islandia fue nacionalizado por el Gobierno tras la quiebra del sector bancario en octubre de 2008.

El nuevo acuerdo, aprobado por una amplia mayoría en el Parlamento islandés en febrero pasado y que el 10 de abril fue rechazado en las urnas, establecía rebajar los tipos de interés al 3,3 por ciento en su endeudamiento con el Reino Unido y al tres por ciento en el caso de Holanda, frente al 5,5 por ciento del primer acuerdo.

También se establecían salvaguardas para garantizar que las devoluciones no superen el 5 por ciento de los ingresos de Islandia y que el pago de intereses comience de inmediato, mientras que el del resto se haría a partir de 2016 y durante un máximo de 37 años.

Ingleses y holandeses pedirán mediación a tribunales

Tras conocerse los resultados del referendo, tanto el Gobierno del Reino Unido como el de Holanda indicaron que recurrirán a los tribunales para recuperar el dinero que se adelantó a los ahorradores de los dos países del banco Icesave.

El secretario jefe del Tesoro británico, Danny Alexander, expresó su "decepción" por el resultado del referendo y dijo a la BBC que "hay un proceso legal en marcha y seguiremos con él para intentar asegurar que se nos devuelve el dinero que el Gobierno británico ha pagado en los últimos años",

Alexander precisó que se plantea presentar la demanda ante un tribunal del Área Económica Europea (AEE).

Por su parte, Holanda ha anunciado que tomará las mismas medidas que el Reino Unido y también recurrirá a los tribunales para recuperar los 1.300 millones de euros que adelantó a los ahorradores holandeses del banco islandés Icesave, indicó el diario financiero "Het Financieele Dagblad".

Según la versión digital de ese rotativo, el ministro de Finanzas holandés, Kees de Jager, está "muy decepcionado" con el resultado del referéndum en Islandia.

"El tiempo de las negociaciones se ha acabado y ahora el caso pasará a manos del juez", indicó De Jager.

Una portavoz del Ministerio de Finanzas holandés especificó por su parte a Efe que Holanda "estudia junto con Gran Bretaña un plan" para determinar cuándo se darán esos pasos judiciales, que con toda probabilidad se harán conjuntamente entre los dos países.

Noticias al azar