Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 4,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Die gesundheit

Para adelgazar: ni cerveza, ni vino, ni alcohol.

(EFE-REPORTAJES).- Quienes consumen alcohol tienen muchas posibilidades de padecer un desequilibrio en su dieta, incluso si se bebe en cantidades moderadas.

Según afirma José Valencia, del Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid, “además de los conocidos efectos nocivos directos que puede tener el consumo de bebidas alcohólicas para el propio bebedor y su entorno, hemos observado que este consumo incide negativamente en la calidad de su dieta”.

“Una ingesta alimentaria desequilibrada o inadecuada produce, a su vez, numerosas enfermedades y problemas de salud crónicos, por lo que la asociación de estos dos factores de riesgo incrementaría de forma indirecta los efectos negativos que podríamos atribuir al consumo de alcohol”, matiza el experto.

El investigador señala también que la dieta ideal “depende la edad y de la actividad física que desarrolle cada persona. En cualquier caso, recomienda repartir la ingesta alimentaria en pequeñas cantidades y comer “entre tres y cinco veces a lo largo del día sin suprimir el desayuno, el almuerzo ni la cena, ya que esto también puede tener consecuencias negativas para la salud”.

Algunos alimentos como los derivados de cereales y patatas, verduras, hortalizas, lácteos y aceite de oliva deben ser ingeridos a diario, según aconseja la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) en su “Guía para la alimentación saludable”.

Otros “como las legumbres, el pescado, los frutos secos, los huevos y las carnes magras se tomarán alternativamente varios días a la semana”, añade este organismo. Por el contrario, los expertos de la SENC aconsejan moderar el consumo de carnes grasas, pastelería, bollería, azúcares y bebidas refrescantes.

Mantener una adecuada hidratación mediante la ingesta de agua, infusiones y caldos; practicar diariamente ejercicio físico moderado y ajustar el consumo de alimentos al nivel de actividad habitual son otras de las recomendaciones de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria.

Beber alcohol no es saludable, ni siquiera cuando se hace con moderación. Tomar bebidas alcohólicas durante las comidas se consideraba un hábito seguro, sin embargo, los resultados de un estudio elaborado por los investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid muestran que esta práctica está relacionada con un menor cumplimiento de las principales recomendaciones dietéticas.

“No existe ningún umbral saludable para el consumo de alcohol. En muchas situaciones como la conducción, la infancia, el embarazo y varias enfermedades crónicas, el único nivel seguro es cero, por lo que no es apropiado el consumo de bebidas alcohólicas por pretendidos efectos beneficiosos para la salud”, asegura José Valencia.

No obstante, el trabajo elaborado por los científicos revela que es más probable que aquellos que abusan del consumo de alcohol, tanto de forma regular como episódica, tengan además una dieta poco saludable. Dicha dieta se caracteriza por un exceso de determinados grupos de alimentos como los cárnicos y por una cantidad insuficiente de frutas, verduras y lácteos respecto a lo recomendado.

Purificación León.

 

Ejercicio 1

Verdadero o falso

Felicidades - has completado Verdadero o falso.

Tu calificación es %%SCORE%% de un total de %%TOTAL%%.

Tu rendimiento es %%RATING%%


Die Antworten sind unten hervorgehoben
Frage 1
El artículo defiende el consumo moderado de alcohol
A
Falso
B
Verdadero
Frage 2
La alimentación personal se relaciona con la edad y el ejercicio
A
Falso
B
Verdadero
Frage 3
El alcohol influye negativamente en la dieta
A
Falso
B
Verdadero
Zur Beendigung des Tests, bitte den unteren Button anklicken. Alle Fragen, die nicht beantwortet wurden, werden als falsch bewertet. Ergebnisse anzeigen
3 Fragen zur Fertigstellung.

Noticias al azar