Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, promedio: 4,15 sobre 5)
LoadingLoading...

Syntax

(Español) Usos de la preposición ‘hasta’ en español

Hasta es una preposición que se utiliza para marcar limites, de tiempo, espacio o cantidad. Vamos a ver ejemplos sobre cada uno de estos usos:

 

√ Hasta para marcas límites en el tiempo: 

No te veré hasta el sábado.

 Hoy trabajo hasta muy tarde.

No llega hasta el martes.

Se despidió hasta el año que viene.  

Ha estado haciendo deporte hasta las 12.

√  Hasta para marcar límites relacionados con el espacio:

La manifestación continúa hasta la el final de la calle.

Pasea diariamente hasta el Retiro.

Ha llegado hasta la cima de la montaña.

Ha usado la bicicleta hasta por la playa.

El tren llega hasta la estación de Atocha.

√ Hasta para marcar cantidad:

No iré a jugar hasta estudiar tres temas. 

He gastado hasta el último euro.

Me han robado hasta tres pares de zapatos.

Tiene hasta doce trajes.

La tarta de la novia tenía hasta  diez pisos.

La preposición hasta también se usa con significado de “incluso” o “aun”.

Tiene que estar contento, hasta por el aire que respira.

Hasta tuve fiebre y temblores…

Hasta me miraban con cara rara.

Hasta presumió de haber estado en el extranjero.

También usamos la preposición hasta acompañada de otras preposiciones:

Hasta con ellos se enfada.

Hasta por el día está dormido.

Usa guantes hasta para trabajar.

Hasta para comer llega tarde. 

Usamos la preposición hasta acompañada de verbos en infinitivo:

Comeré  hasta reventar. 

Caminaron hasta llegar a casa. 

Esperaré hasta ver el final.

Usamos hasta con  que  y un subjuntivo  (hasta+que+subjuntivo):

No saldrás hasta que no termines tus tareas.

No podrán viajar hasta que no tengan los papeles en regla.

Hasta forma parte de expresiones coloquiales muy nuestras:

¡Hasta la vista! ¡Hasta otra! (saludo, amistoso).

¡Hasta nunca!  (despedida con enfado).  

¡me tiene hasta las narices! (estoy harto).

Me lo encuentro hasta en la sopa (a todas horas y en todos los sitios).

No confundas la preposición hasta con  el sustantivo “asta”: 

Despliega la bandera hasta que esté a media asta

Las astas del toro no le dan miedo 

Pía Valls/PRACTICAESPAÑOL 

 

 

Noticias al azar