Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

“Diccionario de Colombianismos”, una expedición a la diversidad del español

Bogotá / Más de 800 vocablos y expresiones propias de la cultura colombiana han sido recopiladas en el “Diccionario de Colombianismos”, una extensa obra con la que el Instituto Caro y Cuervo hace una expedición al patrimonio léxico de la nación y a la riqueza del español.

El diccionario contiene en más de 500 páginas expresiones de uso extendido entre los colombianos, como “engallar”, que no tiene nada que ver con la acepción castellana de “levantar la cabeza o erguir el busto, en actitud arrogante”, sino que se refiere a “adornar un automóvil con muchos accesorios”, lo que en otros países se dice “tunear”.

Otro significado de “engallar”, principalmente entre los jóvenes de los departamentos del Tolima y Huila, en el sur del país, es “meter en problemas”.

Ese es otro gran aporte del diccionario, que las palabras están clasificadas según la región en la que se utilizan, pues para su elaboración se dividió el país en diez áreas geográficas con “corresponsalías que dieran cuenta del habla, de los giros, de las formas de decir de todos nosotros, los colombianos”, explica a Efe la directora del Instituto Caro y Cuervo, Carmen Millán.

“Este trabajo es el producto de tres años de investigación del grupo de lexicografía del Instituto Caro y Cuervo”, añade Millán, quien presentará el diccionario este jueves en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBO).

Millán recuerda que el antecedente de esta obra es el “Diccionario de colombianismos” de 1993 y desde entonces no había un diccionario tan amplio como este.

El proyecto tuvo un coste de unos 1.000 millones de pesos (unos 292.000 euros) y contó con el apoyo del Ministerio de Cultura para financiar la investigación.

Los vocablos, expresiones o significados incluidos en el diccionario no forman parte de la Real Academia de la Lengua (RAE) que solo incluye como americanismos las palabras de uso extendido en al menos cuatro países, precisa la directora del Caro y Cuervo, institución dedicada a la investigación del español y de las 65 lenguas indígenas que se hablan en Colombia.

“La primera tarea de los lexicólogos que trabajaron acá era verificar que el término que se escoge no esté en la Real Academia Española”, subraya.

Un ejemplo de ello es “chicharrón”, que entre las diez definiciones de la RAE figura como “residuo de las pellas del cerdo, después de derretida la manteca”, o en América es “piel del cerdo joven, oreada y frita”, mientras que en el “Diccionario de Colombianismos” entra como “problema grave e incómodo de difícil solución”.

También está “pueblear”, término que se refiere a “pasear por uno o por varios pueblos en un tiempo corto, generalmente en un fin de semana”, una actividad que el Gobierno incentiva para promover el turismo en las localidades pequeñas con valor patrimonial.

Según Millán, este diccionario se suma al de Mexicanismos de la Academia Mexicana de la Lengua, que define como “una gozadera” porque ese país “tiene una riqueza muy grande en su español” o un diccionario argentino de español que incluye el lunfardo, y que es “muy rico para poder entender un tango”.

“Nos gozamos mucho las diferentes formas de apropiación del idioma“, asegura la directora del Caro y Cuervo, quien agrega que el “Diccionario de Colombianismos” es muy útil no solo para el público en general sino también para “periodistas extranjeros, para quienes van a traducir nuestra literatura o los que oyen nuestra música”.

El diccionario, que viene en dos presentaciones, una rústica y otra en tapa dura, también estará disponible en los demás países de habla castellana y Millán lo llevará personalmente al director de la RAE, Darío Villanueva, con quien se reunirá en mayo en Madrid como jurado del Premio Princesa de Asturias de las Letras. EFE

joc/gdl/agf

 

Noticias al azar