Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

World

Egipto se abre camino hacia las urnas tras una caótica transición con disturbios y la intervención de los militares

El Cairo (EFE).- Egipto celebra los próximos 23 y 24 de mayo las primeras elecciones presidenciales tras la caída de Hosni Mubarak, pero el camino hacia las urnas del país norteafricano no ha sido fácil.

La religión se ha convertido en uno de los principales campos de batalla de la carrera electoral a la Presidencia egipcia, en la que los candidatos se definen por el grado en el que pretenden que el islam influya en la vida política del futuro Egipto.

Uno de los aspirantes favoritos a la presidencia, de los once que finalmente concurrirán a los comicios, es el ex secretario general de la Liga Árabe Amro Musa, que se presenta como candidato laico, pero que apoya sin ambigüedades la aplicación de los principios generales de la “sharía”, o ley islámica.

Por otro lado, los recurrentes estallidos de violencia y la controvertida gestión de la Junta Militar han empañado el caótico proceso de transición, que se abrió tras la revolución del 2011 y que ahora pasará a una nueva etapa con la elección de un presidente civil.

Los egipcios dicen que salieron a las calles para derrocar al régimen de Hosni Mubarak y recuperar la dignidad. Sin embargo, más de un año después de su renuncia, el cambio apenas lo han notado en sus vidas diarias y siguen expectantes, a la vez que resignados, un devenir político que les ha dado muchas sorpresas.

En tan solo quince meses, Egipto ha tenido tres Gobiernos transitorios, un referéndum constitucional, unas elecciones legislativas, un juicio a Mubarak, ha creado y disuelto una Asamblea Constituyente y ha visto cómo los antes ilegalizados Hermanos Musulmanes han emergido como gran fuerza política en el Parlamento.

Todo ello ha estado salpimentado con situaciones rayanas en lo grotesco, como el hecho de que hoy por hoy Egipto no tenga una nueva Constitución por las divisiones políticas, con lo que es más que es probable que el futuro presidente no conozca sus prerrogativas.

Pese a los avances, durante todo este tiempo el país ha parecido estar siempre al borde del abismo, a lo que ha contribuido la discutida actuación de la Junta Militar que gobierna el país desde la renuncia de Mubarak y los frecuentes episodios de violencia.

Cada vez quedan más lejos los tiempos en que una manifestación podía considerarse exitosa con la asistencia de unos centenares de personas, porque ahora son decenas de miles los que responden a las convocatorias de mayor seguimiento.

Y es que si la transición egipcia se ha caracterizado por algo ha sido por las protestas pacíficas, que casi todos los viernes han tenido como epicentro la simbólica plaza Tahrir de El Cairo.

Tahrir y sus inmediaciones son el epicentro y el símbolo de la revolución, pero también podrían ser una metáfora de la situación presente del país: cercada por los muros erigidos en torno a los edificios gubernamentales próximos, en ella conviven las pancartas reivindicativas con la parálisis causada por el caos circulatorio.

Ejercicio 1

Comprensión de la noticia

Felicidades - has completado Comprensión de la noticia.

Tu calificación es %%SCORE%% de un total de %%TOTAL%%.

Tu rendimiento es %%RATING%%


Your answers are highlighted below.
Question 1
Egipto tiene constitución desde hace un par de meses
A
Verdadero
B
Falso
Question 2
Todos los viernes ha habido concentraciones pacíficas en la plaza Tahrir de El Cairo
A
Falso
B
Verdadero
Question 3
Estos quince meses de transición han sido muy tranquilos
A
Falso
B
Verdadero
Question 4
La Junta Militar ha actuado y gobernado el país desde la caída de Mubarak
A
Verdadero
B
Falso
Question 5
Hosni Mubarak ha sido juzgado
A
Verdadero
B
Falso
Once you are finished, click the button below. Any items you have not completed will be marked incorrect. Get Results
There are 5 questions to complete.

Noticias al azar