Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

World

El Vaticano se prepara para los tres días de la fiesta de beatificación del Papa Juan Pablo II

Por Juan Lara

Ciudad del Vaticano (EFE).- Una vigilia en el Circo Massimo de Roma el 30 abril, la misa solemne en la plaza de San Pedro el 1 de mayo y la Misa de Acción de Gracias también en el Vaticano el 2 de mayo son los actos principales de los "tres días" de beatificación de Juan Pablo II, seis años después de su muerte.

El Vaticano adelantó a principios de este mes los preparativos y programa de la beatificación del papa Wojtyla (1920-2005), subrayando que sus restos podrán ser venerados ya ese mismo día en la basílica de San Pedro por todos los fieles que lo deseen, sin límite de tiempo.

 

Tres momentos diferentes

 

La beatificación de Juan Pablo II, considerada un "evento eclesial" por el Vaticano, se articulará en tres momentos diferentes.

En la noche del 30 de abril se celebrará una vigilia en el Circo Massimo de Roma, en la que intervendrán el que fuera secretario particular de Juan Pablo II y actual cardenal de Cracovia, Stanislaw Dziiwisz; su antiguo portavoz durante 22 años, el español Joaquín Navarro Valls, y la monja francesa Marie Simon Pierre, cuya curación de manera inexplicable para la ciencia de la enfermedad de Parkinson ha abierto las puertas a la beatificación de Karol Wojtyla.

Después se recitará el rosario en conexión directa con cinco santuarios marianos de todo el mundo: el de la Virgen de Guadalupe, en México; Fátima en Portugal, Lagniewniki en Polonia, Kawekamo-Bugando en Tanzania y Notre Dame del Líbano. Al final el papa Benedicto XVI impartirá la bendición apostólica desde el Vaticano.

El 1 de mayo, a las nueve de la mañana comenzará la ceremonia de beatificación en la plaza de San Pedro del Vaticano. Benedicto XVI oficiará el acto, al que podrán asistir todos los fieles que lo deseen, ya que la participación es libre y no estará regulada por entradas.

Cuando el papa lo proclame beato, se descubrirá un gran retrato de Juan Pablo II colocado en el balcón principal del templo y se cantará el himno del beato, en latín. Varias decenas de cardenales concelebrarán con Benedicto XVI y la comunión será repartida por 800 sacerdotes.

Se esperan numerosas delegaciones oficiales de países. Ya han confirmado que acudirán los reyes de los belgas y el presidente de Polonia, el país natal de Juan Pablo II, así como los príncipes de España, Felipe y Letizia.

 

Procesión al interior de la basílica

 

Tras concluir la misa, el papa Ratzinger y los cardenales irán en procesión desde la plaza hasta el interior de la basílica, donde se postrarán ante el féretro de Juan Pablo II, que dos días antes habrá sido sacado de la tumba y colocado ante el altar mayor de la basílica.

Una vez fuera de la tumba, el ataúd será colocado sobre un catafalco cubierto con una tela blanca delante de la monumental tumba de San Pedro, en las Grutas Vaticanas.

El féretro con los restos del papa Wojtyla, fallecido el 2 de abril de 2005 a los casi 85 años (los cumplía el 20 de mayo) no será abierto, ni el cadáver exhumado, según precisó el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

"No se verá el cadáver de Juan Pablo II", subrayó Lombardi, que dijo que no será exhumado debido al corto espacio de tiempo transcurrido desde su fallecimiento.

Después, todos los fieles que lo deseen podrán acercarse hasta el féretro para rendir homenaje al papa que guió a la iglesia durante casi 27 años (1978-2005) y la introdujo en el tercer milenio. La veneración durará hasta que cese el flujo de fieles.

En la mañana del lunes, 2 de mayo, el cardenal secretario de Estado, Tarciciso Bertone, oficiará en la plaza de San Pedro una misa de acción de gracias, poniendo así el punto final a los actos.

Noticias al azar