Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,67 sobre 5)
LoadingLoading...

Mundo

Essex lleva a cabo la mayor investigación de su historia tras las muerte de 39 personas de origen asiático en un camión frigorífico

Londres/ La Policía del condado de Essex, en el sureste de Inglaterra, afronta la “mayor investigación por asesinato” de su historia , tras el hallazgo el pasado miércoles de los cadáveres de 39 personas, de origen chino, en el interior de un camión frigorífico en Waterglade Industrial Park, localidad de Grays. En la investigación colabora La Agencia Nacional del Crimen británica (NCA).

Se trata del peor suceso de este tipo en Reino Unido desde que, en el año 2000, fueron hallados, en otro contenedor en Dover (Kent), los cadáveres de 58 inmigrantes, muertos por asfixia, también de origen chino, que habían pagado para ser introducidos irregularmente en el país.

De los hechos, lo que se sabe por ahora es que “ocho de los muertos son mujeres y 31 hombres”,  y que se han practicado en total tres detenciones, como sospechosos de homicidio y trata de personas,  así como que se investiga la conexión con una mafia criminal de trata de personas que vende a redes ilegales desde Irlanda del Norte.

Se ha señalado que los 39 asiáticos “pudieron perder la vida congelados”, aunque  ahora cada uno de los cadáveres va a ser sometido a un proceso completo de autopsia para determinar la causa de la muerte, previo a su identificación. Se trata de una “operación sustancial” que, en palabras de los investigadores, llevará tiempo.

El camión frigorífico

Si en un principio se pensó que el camión venía de Bulgaria, más tarde se esclareció que entró en Reino Unido procedente de Bélgica. Al parecer, llegó en la madrugada del miércoles a la localidad de Purfleet, a orillas del río Támesis, en un transbordador procedente de la localidad belga de Zeebrugge, donde hay  desplegada una investigación paralela.

La cabina del camión procede de Irlanda del Norte y recogió el tráiler con el contenedor frigorífico en Purfleet. La policía reveló que esa cabina llegó al puerto de Holyhead (al norte de Gales) en ferry, el pasado domingo.

Mafias criminales

La Agencia Nacional del Crimen británica (NCA) ya había advertido del incremento de las mafias criminales de trata de personas en Bélgica, a raíz del cierre de un campamento de refugiados, al mismo tiempo que las autoridades fronterizas  habían revelado que Zeebrugge se había convertido en uno de los puertos clave de embarcación de llegadas clandestinas.

Según la NCA, las redes criminales han virado hacia puertos menos vigilados en las costas este y sur del Reino Unido para introducir inmigrantes de manera irregular, además del principal canal de paso entre Calais y Dover.

Las autoridades británicas también han lanzado alertas sobre la amenaza y el aumento en los últimos tres años de estos grupos criminales que operan vía Bélgica.

Fuentes de los servicios de seguridad citadas por algunos medios locales barajan que el suceso esté conectado con grupos delictivos que operan en Irlanda del Norte, alguno con vínculos con disidentes paramilitares.

Por otro lado, en unas declaraciones a la BBC, el exdetective del cuerpo policial de Lancashire Mike Gradwell consideró que los ciudadanos fallecidos podrían haber sido traficados por una banda ilegal de China.

Las sospechas se centran cada vez más en que se trate de un caso de trata de personas en lugar de refugiados o migrantes que quisieran residir en el Reino Unido.

Tres detenidos 

Las últimas dos detenciones han sido las de un hombre y una mujer, ambos de 38 años,  que se suman a la del conductor del camión, un varón de 25 años, natural de Portadown, Irlanda del Norte, que conducía el vehículo y al que los medios han identificado como Mo Robinson.

Fuentes citadas por la prensa aseguran que fue el propio conductor quien llamó sobre las 2.40 GMT del miércoles a los servicios de emergencia tras hallar los cuerpos sin vida y el concejal norirlandés Paul Berry dijo que la familia del detenido se encuentra en “estado de auténtico shock” y confía en que la pesquisa clarifique su supuesta implicación involuntaria.

La policía ha registrado tres propiedades en el Condado de Armagh, en Irlanda del Norte, entre ellas supuestamente el domicilio del conductor en Markethill y su vivienda familiar en Laurelvale.

Los agentes “han retirado el camión del polígono industrial para permitir que se lleve a cabo la siguiente fase de la investigación en paz” y a fin de preservar la “dignidad” de las víctimas. (25 octubre 2019, EFE/PracticaEspañol)

 

Noticia relacionada


Noticias al azar