Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Divertissement

Las tunas del siglo XXI renuevan su repertorio de la mano de un compositor alicantino

El alicantino Juan Carlos Berrueco, autor de más de 70 canciones de tuna, es de los pocos que mantienen el oficio de tuno y que, sin ser plenamente consciente, insufla un nuevo aire a una institución, la tuna, que apareció hace ya cinco siglos, aunque algunos sitúan su origen en el siglo XIII.

“Primero soy tuno, pues lo llevo dentro desde que entré en la Facultad hace ya muchos años, y luego, si me quieren llamar así, compositor”, dijo a EFE.

Autor de la música y letra de todas sus canciones, Berrueco elabora y prepara en su estudio -un pequeño cuarto situado al fondo del pasillo de su casa- tanto las voces como los contrapuntos, las notas de guitarra, bandurrias, laudes y timples, y las rimas, los párrafos, los estribillos y “lo que haga falta”…

En su currículum musical, que elabora cuando el trabajo y la familia se lo permiten  -es abogado de profesión-, figuran numerosas canciones que forman parte del repertorio de  tunas españolas y extranjeras.

“Llorarán las estrellas”, “Para siempre”, “Cerca de ti” o “Perdóname” son un buen ejemplo de su trabajo, aunque Berrueco se inspira en los retazos de su vida, las pinceladas de gente próxima o vivencias de viajes.

Ha dedicado canciones a ciudades y lugares que le han marcado: “Extremadura”, “Pico Teide”, “Noches de leyenda”, “Estudiantina alicantina”, “Sevilla”, “Mujer mediterránea” y “Salmantina”, entre otras, conforman ese “Crisol” -título de otro tema- de nuevas canciones para capas y cintas.

“El amor es el río de la vida, lo que mueve al mundo, y las tunas forman parte de ese engranaje. Por eso, no desaparecerán nunca”, afirmó.

Alberto Santacruz, EFE/PracticaEspañol

Noticias relacionadas