Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Science

Los sobresaltos nos ayudan a recordar

Los choques emocionales no solo pueden hacer que un hecho quede grabado a fuego en la memoria, o que incluso revivamos el pasado de una manera incontrolada cuando se trata de una vivencia traumática, ahora se sabe que también pueden ayudarnos a recuperar los recuerdos que creíamos perdidos.

"Me ha sentado como un jarro de agua helada", solemos decir para ilustrar la estupefacción, parálisis transitoria o la súbita alteración emocional o psicológica, que percibimos al recibir una información o enterarnos de un hecho que son inesperados, conflictivos o profundamente desagradables.

Recientemente, un equipo de investigadores ha aprovechado el impacto del agua fría aunque con otros fines menos molestos y más productivos para la psique, que los que provocan las malas noticias.

Un grupo de expertos argentinos, del Laboratorio de Neurobiología de la Memoria IFIBYME, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), han logrado recuperar recuerdos olvidados mediante la aplicación a la persona de un frío intenso.

“Seguramente muchos recordamos qué hacíamos cuando nos enteramos del atentado contra las Torres Gemelas. Es que los recuerdos, tanto los buenos como los malos, se asocian con un choque emocional”, explica desde el Centro de Divulgación Científica, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, UBA.

Del mismo modo-según los expertos de la UBA- un impacto como la sensación de frío intenso hizo que un grupo de personas recuperara un recuerdo que parecía perdido”.

"En una prueba observamos que las personas podían recordar mejor una serie de sílabas aprendidas si eran sometidos a un estrés leve, en comparación con el grupo control, que no lo sufrió", explica la bióloga Verónica Coccoz, primera autora del trabajo, del que participaron los doctores Alejandro Delorenzi y Héctor Maldonado.

En el ensayo argentino participaron 125 voluntarios, estudiantes y graduados de la facultad. El primer día de la prueba, aprendieron una lista de sílabas, la cual estaba precedida de una combinación de luz, imagen y música. Al sexto día, fueron expuestos al mismo contexto de música y luz, para fomentar la evocación, y pudieran completar la lista de sílabas.

El programa fue interrumpido antes de la evocación. A consecuencia de ese desajuste entre lo esperado y la realidad, la memoria de los voluntarios se volvió más frágil e inestable.

Entonces se les solicitó a los voluntarios que sumergieran el brazo en un recipiente, que contenía agua templada para el grupo control, y agua helada para el grupo principal.

El séptimo día, se volvió a presentar el contexto a los voluntarios, y se les preguntó por la lista de sílabas. Se comprobó que aquellos que soportaron el agua helada recordaron mucho mejor que los que colocaron su brazo en el agua templada.

"Al someter a los participantes un estrés leve durante la reconsolidación de sus recuerdos vimos que esta memoria que parecía olvidada (los sujetos expresaban sólo un 20 por ciento de lo aprendido) estaba intacta, ya que ahora expresan un 80 por ciento de lo aprendido", explica la doctora Delorenzi.

De acuerdo a los investigadores, ante una situación de estrés se liberan sustancias como la epinefrina, el cortisol y la glucosa, que juegan un rol central en la modulación de la memoria.

Su experimento demostró que "el recuerdo no había desaparecido y pudo ser expresado, y que la memoria, al hacerse lábil, puede borrarse, actualizarse o mejorarse".

"Cuando la retentiva falla, puede ser que no esté almacenada, o tratarse de una dificultad para expresarla", indica Delorenzi, que añade: "ahora tenemos una herramienta para poder acceder a memorias que parecen olvidadas, es como abrir una caja negra".

Desde hace tiempo que se sabe que un choque emocional puede hacer que un recuerdo quede grabado en la memoria. Por ejemplo, presenciar o sufrir hechos traumáticos puede generar en el afectado las denominadas “memorias intrusivas”, que consisten en revivir secuencias intercaladas del suceso una y otra vez, como si volviera a suceder aquí y ahora.

Ejercicio 1

Comprensión de la noticia

Felicidades - has completado Comprensión de la noticia.

Tu calificación es %%SCORE%% de un total de %%TOTAL%%.

Tu rendimiento es %%RATING%%


Vos réponses sont surlignées ci-dessous.
Question 1
Un choque emocional puede...
A
...servir para recuperar un recuerdo del pasado.
B
...grabar un hecho en nuestra memoria.
C
Las tres opciones son correctas
D
...volver a vivir una experiencia traumática.
Question 2
Es más fácil recordar las cosas que se asocian con un impacto emocional.
A
Falso
B
Verdadero
Question 3
Las personas que participaron en este experimento procedían de varios países.
A
Verdadero
B
Falso
Question 4
La memoria es del ser humano es algo poco estable y por eso la capacidad de recordar es muy variable.
A
Verdadero
B
Falso
Une fois terminé, cliquez sur le bouton ci-dessous. Toutes les questions que vous n'avez pas complétées sont marquées comme incorrectes. Obtenir les résultats
Il y a 4 questions à compléter.

Noticias relacionadas