Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 sobre 5)
LoadingLoading...

España

La decisión del rey emérito Juan Carlos I de abandonar España

Madrid/ La decisión del rey emérito español Juan Carlos I de trasladarse a vivir fuera de España y  abandonar el palacio de la Zarzuela se ha producido tras un  goteo de informaciones sobre supuestos negocios privados,  investigados por la Fiscalía del Tribunal Supremo.

El lunes 3 de agosto, la Casa Real daba a conocer públicamente, la decisión del rey emérito de abandonar su residencia y fijarla en otro país debido a  la repercusión publica de “ciertos acontecimientos pasados” de su vida privada y para facilitar a su hijo, Felipe VI, “la tranquilidad y el sosiego que requiere el ejercicio de sus funciones”.

Por otro lado, también el abogado de don Juan Carlos emitía un comunicado en que el monarca señala que permanece a  disposición del Ministerio Fiscal.

La carta de don Juan Carlos 

“Guiado por el convencimiento de prestar el mejor servicio a los españoles, a sus instituciones y a ti  como rey“,  don Juan Carlos comunica con estas palabras y por carta a su hijo la decisión adoptada, según el comunicado de la Casa Real.

“Te comunico mi meditada decisión de trasladarme, en estos momentos, fuera de España”, dice  el texto de la carta.
Añade don Juan Carlos que ha sido rey de España durante casi cuarenta años, y durante todos ellos siempre ha querido lo mejor para el país y para la Corona.

“Mi legado y mi propia dignidad como persona, así me lo exigen”, afirma  don Juan Carlos en la  carta dada a conocer por la Casa Real.

El comunicado de Zarzuela señala que Felipe VI ha transmitido a su padre “su sentido respeto y agradecimiento ante su decisión”.

“El rey -señala el texto- desea remarcar la importancia histórica que representa el reinado de su padre, como legado y obra política e institucional de servicio a España y a la democracia, y al mismo tiempo quiere reafirmar los principios y valores sobre los que ésta se asienta, en el marco de nuestra Constitución y del resto del ordenamiento jurídico”.

Las investigaciones de la Fiscalía

La Fiscalía del Tribunal Supremo investiga  el origen de 65 millones de euros ingresados en Suiza en la fundación Lucum, radicada en Panamá, para determinar si eran comisiones abonadas por Arabia Saudí a don Juan Carlos por la construcción del AVE a la Meca.Una cantidad de dinero que fue transferida después a una cuenta en las Bahamas a nombre de la ex amiga del rey Corinna Larsen.

Repercusión internacional de una decisión histórica 

Nada más conocerse,  la decisión de don Juan Carlos I , las páginas de los principales periódicos del mundo,  emisoras de radio y cadenas de televisión, así como a las redes sociales se hacían eco de la noticia.

Tras la sorpresa, algunos  medios europeos calificaban  la salida de España del rey Juan Carlos como “humillante” (Reino Unido),  exilio (Francia) o de huída (Italia) mientras otros reconocían la labor de Juan Carlos como jefe del Estado español para restituir la democracia en España tras la dictadura del general Franco, así como  su decisivo papel para abortar el intento de golpe de Estado de 1981.

En general, las dos ideas se confrontan en los medios. Como resume el diario francés Liberatión: “el icono de la transición democrática española, que dio la espalda a un régimen autoritario en el que Franco lo había hecho su sucesor, ha perdido ampliamente su aura y su popularidad”.

Lo mismo señala el Financial Times: la decisión del rey emérito supone un “epílogo extraordinario” para un reinado en el que Juan Carlos fue considerado héroe de la democracia por su labor para frustrar un intento de golpe de Estado en 1981.

Y desde el primer avance de la noticia, numerosos medios latinoamericanos reflejaron la salida de España de Juan Carlos I, considerado en muchas cancillerías como figura política clave y “símbolo” para la democratización en países de América Latina.

El debate político en España

Desde el mismo día de la noticia, representantes de todos los partidos políticos españoles  han enjuiciado la decisión del rey emérito, respetándola o desaprobándola, en medio del escándalo mediático por las noticias publicadas por sus presuntos negocios privados, contribuyendo al debate en la sociedad civil.

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha considerado “adecuada” la medida de Felipe VI de “marcar distancias” con Juan Carlos I al abandonar España por sus posibles conductas irregulares y ha reivindicado la monarquía frente a las criticas de Unidas Podemos, su socio de gobierno, porque “no se juzgan instituciones, sino a personas”.

Sánchez ha hecho una firme defensa de la Corona y del pacto constitucional después de que sus socios de coalición hayan advertido de que la “huida indigna” del rey emérito al extranjero “deja la monarquía en una posición muy comprometida y delicada”.

La principal fuerza opositora, el Partido Popular (PP, centroderecha), expresó su más “absoluto respeto” tras conocerse el anuncio y destacó el papel “determinante y decisivo” del rey emérito en la llegada de la democracia tras la dictadura del general Franco, fallecido en 1975, y su legado al frente de la monarquía.

Con esta decisión, demuestra “su lealtad a España, a la monarquía parlamentaria y al rey Felipe VI”, su hijo, que ejerce la jefatura del Estado de forma “ejemplar”, dijeron a EFE fuentes del PP. (4 agosto 2020, EFE/PracticaEspañol)

 

 

 

Noticia relacionada


Noticias al azar