Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 sobre 5)
LoadingLoading...

La actualidad del idioma

La enseñanza del idioma español “enseña músculo” en la Feria del Turismo en Madrid

Madrid / La enseñanza del español a extranjeros crece a un ritmo superior al 9 % -sin tener en cuenta la pandemia de la covid- y factura más de 235 millones de euros anuales, con un elevado potencial para seguir creciendo, lo que le ha hecho tener hueco propio en la Feria de Turismo que se celebra esta semana en Madrid, con Fitur Lingua.

Más de 580 millones de personas (el 7,6 % de la población mundial) habla español, ya sea como lengua nativa, segunda o extranjera. Es la segunda lengua materna más importante en número de hablantes, por detrás del chino mandarín. En hablantes totales es la tercera, tras el inglés y el chino, según los datos del Instituto Cervantes.

Estudian español 22 millones de personas en 110 países, aunque el Cervantes entiende que la demanda real es un 25 % superior, datos que han animado a la Federación Española de Asociaciones de Escuelas de Español para Extranjeros (Fedele) a abrir este espacio de colaboración con Fitur, una de las novedades de esta 41 edición de la feria turística.

Turismo de larga estancia

Según los datos de la federación, el conjunto de sus centros federados atrajo a España en 2019 a casi 140.000 estudiantes, con un gasto de 237 millones de euros, sin incluir el coste de los vuelos.

Las estancias son de 3,4 semanas, con lo que las compañías incluidas en la federación facturaron casi 474.000 semanas, a una media de 500 euros por alumno y semana (curso, alojamiento, manutención, actividades y traslados internos en España).

Para 2020 las previsiones del sector apuntaban a un crecimiento semejante al de 2019, cercano al 10 %, con lo que esperaban facturar más de 260 millones de euros, pero la pandemia dejó el número de estudiantes en poco más de 24.000 y unas pérdidas de 216 millones (un 83 %) sobre los resultados esperados.

Este tipo de viajes se programan con tiempo y requieren “seguridad psicológica” de que el destino cumple con todos los protocolos sanitarios y además gran parte de los alumnos llegan en grupos organizados por instituciones educativas de los países emisores, que están extremando las precauciones.

Todo ello explica que un 93,2 % de los centros haya presentado Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como consecuencia de la paralización de la actividad por la pandemia.

Para el primer semestre de este año esperan una actividad del 20 % de la que tuvieron en 2019 pero confían en que la demanda se anime a partir de ahora, con cifras cercanas al 50 %, y, especialmente, en septiembre, con el nuevo curso, cuando calculan alcanzar el 85 % de la facturación de hace dos años. Los niveles pre-covid no se alcanzarán hasta bien entrado 2022.

Los destinos más activos en la enseñanza del español, con datos de 2019, fueron Andalucía (51.567 estudiantes), Comunidad Valenciana (28.112 estudiantes), Madrid (17.936), Castilla y León (17.130) y Cataluña (15.200).

Según los datos de Fedele, el país que más estudiantes envía a España es Italia, con 26.031 en 2019; seguido de Alemania, con 21.486; Francia, con 11.475; Reino Unido, con 11.015, y Estados Unidos, con 9.932.

Los estudiantes extranjeros dejan casi 3.800 millones

El auge y la proyección del español es cada vez mayor y el interés por su estudio una realidad cada vez más notable en países como Alemania, India, China o Estados Unidos. Para apoyarlo, Turespaña tiene una línea específica sobre este segmento en su plan de marketing.

Fedele trabaja en la construcción de una red internacional y ya ha incorporado una escuela en India (noviembre de 2020) y esperan la entrada de dos centros más en Marruecos y Reino Unido, además de estrechar la colaboración con otros agentes internacionales que operan en España, en Japón, Suiza e Italia.

Según su estudio de impacto económico de los estudiantes internacionales en España -que mide los gastos que hacen y su efecto multiplicador- 1,04 millones de personas se matricularon en instituciones españolas en el curso académico 2018-2019.

Calculan que el impacto global en la economía española se sitúa en 3.796 millones de euros y que por cada euro que gastan los estudiantes internacionales en su programa académico, desembolsan 1,27 euros adicionales en otras actividades.

De la cifra total, la matrícula en programas de lengua española es la más numerosa, un 47 % del total, seguido de los estudiantes del Instituto Cervantes que completan cursos en sus centros en el extranjero, con un 27 %.

El 26 % restante incluye másteres, grados, Study Abroad (el programa estadounidense de estudios en el extranjero) y estudiantes Erasmus+.

El mayor impacto por alumno es el de los estudiantes matriculados en másteres, seguidos por los de grado, que conjuntamente representan el 15 % de la población estudiantil internacional y, sin embargo, suman el 65 % del impacto económico de la exportación española de servicios educativos.

En todas las categorías, a excepción de los másteres, los participantes gastan más en los aspectos académicos adicionales de su experiencia que en su matrícula.  EFE

Noticias al azar