Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

LA SENTENCIA DE LOS MIEMBROS DE “LA MANADA”: 9 AÑOS POR ABUSOS SEXUALES A UNA JOVEN EN SANFERMINES

Pamplona / La Audiencia de Navarra ha condenado por abuso sexual a penas de nueve años de prisión a los cinco amigos sevillanos que se hacían llamar “La Manada” juzgados en noviembre pasado por el presunto delito de violación de una joven en los sanfermines de 2016. 

El tribunal ha absuelto a los cinco hombres, entre ellos un guardia civil y un militar, de los delitos continuados de agresión sexual, robo con violencia e intimidación y contra la intimidad, si bien a uno de ellos lo condena por el hurto del teléfono de la víctima cuando se produjeron los hechos.

Los delitos de abusos sexuales y agresión sexual se  diferencian penalmente por el uso de la violencia y la intimidación, con lo que el tribunal entiende que los abusos se produjeron sin consentimiento pero sin que concurrieran esas circunstancias.

El tribunal ha condenado a los cinco amigos a penas de 9 años de prisión y cinco de libertad vigilada una vez que hayan cumplido la pena.

El fallo se ha hecho público cinco meses después de dejar el caso visto para sentencia, un caso que ha generado un gran debate  en España, al que han contribuido las redes sociales y los pronunciamientos de las defensas en los medios, pero también la falta de unanimidad en cuestiones previas por parte del tribunal juzgador.

La Fiscalía solicitaba penas de más de 22 años de cárcel para cada uno de los componentes del grupo y el pago de una indemnización conjunta de 100.000 euros.

La acusación particular reclama en nombre de la chica más de 24 años de cárcel y 250.000 euros, mientras que las acusaciones populares (Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra) pedían más de 25 años de prisión y 250.000 euros.

Las defensas instaban a la libre absolución tras asegurar que fueron consentidas las relaciones sexuales mantenidas en la madrugada del 7 de julio de 2016 en el portal de un edificio de viviendas en el centro de la ciudad.

El juicio se celebró en Pamplona entre el 13 y el 28 de noviembre pasados a puerta cerrada.

Al tratarse de un pronunciamiento judicial en primera instancia, el fallo puede ser recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, cuya sentencia a su vez podrá ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

Al conocer el fallo, personas congregadas en los aledaños de la audiencia, convocadas por colectivos feministas, lo recibieron al grito de: “es violación, no es abuso”. (26 de abril 2018, EFE/PracticaEspañol)

Noticia relacionada


Noticias relacionadas