Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

España

La Fiscal que sostiene que la pornografía está en la base del aumento en España de la violencia machista entre los menores

La Fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, ha pedido que se afronte seriamente en España el inquietante aumento de la violencia machista entre los menores y se controle su acceso a las páginas de pornografía en Internet porque la pornografía, ha dicho, está en la base de este problema.  

Violeta Molina Gallardo / Madrid /  El aumento de la violencia machista entre menores y jóvenes “está bastante vinculado a la pornografía”, por lo que la Fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer, Pilar Martín Nájera, pide “afrontar seriamente este tema y controlar el acceso de los menores a las páginas que distribuyen pornografía”.

“La pornografía es la mayor cosificación de la mujer. Con el acceso a la pornografía, los jóvenes aprenden que la mujer es un objeto que se puede utilizar y que son ellos los que toman las decisiones. Todo ese mensaje machista que se traslada es la base de la violencia de género”, explica Martín Nájera en una entrevista con Efe.

La Fiscalía General del Estado alertaba en la memoria de 2018 de un aumento “inquietante” y “preocupante” de la violencia de género y de los abusos y agresiones sexuales entre menores.

“Hemos fallado un poco en esa nueva generación que ha vivido bajo los criterios de igualdad, de libertad y de autonomía de la mujer y no se les ha sabido trasladar la necesidad de luchar por esos principios y mantenerlos (…) Vuelven a surgir ideas del amor romántico, de los celos, de la mujer en casa”, sostiene Martín Nájera.

Ni los celos, ni el control son señales de amor

“Ni los celos ni el control son señales de amor en absoluto; si no hay libertad y si no hay confianza, desde luego no hay posibilidad de establecer una relación en igualdad. Creo que ahí se ha fallado un poco, pero esto también está bastante vinculado con la pornografía“, añade.

Para frenar el incremento de la violencia entre los más jóvenes, Martín Nájera incide en que la solución pasa por la educación en igualdad, por saber que el ataque a la mujer es un ataque a los derechos humanos.

“Y luego quizá debamos afrontar seriamente el tema de la pornografía y controlar el acceso de los menores a las páginas que la distribuyen”, apunta.

La violencia machista cometida por los jóvenes se caracteriza por el empleo de las nuevas tecnologías: “Los celos, el control, el insulto, la vejación, todo lo que es violencia de género se desarrolla a través de las redes sociales con una consecuencia añadida: el daño que se hace a la víctima es muchísimo mayor por la proyección que tiene”.

“Las nuevas tecnologías ofrecen muchas modalidades de ataque, control y violencia sobre otra persona”, destaca para denunciar que las víctimas que sufren la violencia machista a través de las redes sociales “están desprotegidas”.

Entre las medidas que considera útiles para reforzar la protección de estas mujeres estarían regular la suplantación de la personalidad en las nuevas tecnologías y considerar como agravante que el delito se cometa en el ámbito de las redes sociales.

La protección de los hijos de las mujeres víctimas de violencia machista

Otro foco de preocupación de la Fiscalía es la protección de los menores hijos de mujeres víctimas de violencia de género.

Para Martín Nájera, “indudablemente hay que partir de la idea de que para proteger a la mujer hay que proteger a los menores” y es favorable a extender las medidas de protección de las víctimas a sus hijos, aunque no de forma automática porque “cada caso es diferente”.

“Sin perjuicio de valorar cada caso concreto, soy partidaria de que cuando se acuerde una orden de alejamiento de la mujer también se acuerde este alejamiento sobre los menores cuando han visto, han presenciado o han sufrido la violencia de género que se ha ejercido sobre la madre”, considera.

A Martín Nájera le parece que no tiene sentido que si hay una orden de alejamiento y se ha impuesto una pulsera de control telemático se mantenga un régimen de visitas normal con los hijos.

A raíz de que el sistema policial de seguimiento de las víctimas de violencia de género (VioGén) comenzara a estimar la situación de vulnerabilidad y peligrosidad a la que están expuestos los hijos de estas mujeres, la Fiscalía estableció que cuando exista esta alerta pedirá siempre la suspensión o supervisión del régimen de visitas hasta que un equipo forense evalúe la situación del menor.

La fiscal especializada en violencia de género urge al Parlamento a acometer la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para cambiar la dispensa del deber de declarar porque provoca impunidad y hace que muchas mujeres abandonen el procedimiento judicial contra sus maltratadores.

En el ámbito del control del agresor, destaca Martín Nájera que se ha alcanzado el mayor uso de pulseras telemáticas (1.300) y recuerda que no ha sido asesinada ninguna mujer que la llevara.

Todos unidos contra la violencia de género

La fiscal enfatiza que sólo la unión de todos hará que se avance en la lucha contra la violencia de género.

“Pero no sólo en la lucha contra la violencia de género, en la lucha contra la sociedad patriarcal. No podemos ser neutrales, no podemos ser pasivos porque eso es ser cómplices”, dice.

Martín Nájera pide que se critiquen los chistes machistas, las situaciones injustas y ofensivas para la mujer, los contenidos machistas de internet.

“Hay que hablar y visibilizar la violencia de género, en modo alguno permitir normalizarlo con nuestro comportamiento porque si lo normalizamos seguimos en esa sociedad asimétrica y patriarcal que provoca la violencia de género“, concede.

En cuanto a los discursos negacionistas de la violencia machista, Martín Nájera recuerda que ésta se ha cuestionado desde la aprobación de la ley en 2004, y que se trata de una objeción que nace del “desconocimiento”.

“Sería importante difundir lo que supone la ley de violencia de género y la escasa diferencia que existe entre una denuncia por violencia de género y una por violencia doméstica. Por ejemplo, cuando un varón denuncie a su mujer, la pena es muy parecida y puede acogerse a la orden de protección. El Código Penal protege a todos los miembros de la familia”, asevera. (22 noviembre 2019, EFE/PracticaEspañol 

e

Noticia relacionada


Noticias al azar