Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, promedio: 4,52 sobre 5)
LoadingLoading...

Los verbos

Las conjugaciones irregulares en español

Existen conjugaciones irregulares de los verbos en español, así que, en función del  tiempo y el modo, cambia  la raíz y la desinencia. 


 

   Algunos verbos solo cambian en determinados tiempos y en determinadas personas.

     Por ejemplo, el verbo “pensar” alterna su raíz en el presente de indicativo y de subjuntivo solo en la primera, la segunda y la tercera persona del singular y, a veces, también la tercera del plural:

  – yo pienso, tú piensas, él piensa, ellos piensan/ yo piense, tú pienses, él piense, ellos piensen.

Por tanto, decimos:

Marta piensa que eres guapa.
Nosotros pensamos que eres genial.
Ellos piensan que deberíamos estudiar más.

    Como “pensar” existen “sentir” (yo siento, nosotros sentimos), “tener” (él tiene, ellos tienen), “traer” (yo traigo, él trae), “mover” (yo muevo, nosotros movemos), “oler” (tú hueles, vosotros oléis), “colgar” (él cuelga, ellos cuelgan) etc.

   √  En otros casos cambia solo la desinencia, especialmente en los tiempos de pretérito:

– yo conduzco> yo conduje, yo traigo> yo traje, yo ando> yo anduve, él sabe> él supo.
Ejemplos:

Luis condujo por la autopista para llegar a Logroño.
María trajo pastel de chocolate recién hecho.
Anduvimos kilómetros hasta llegar a la granja.
Supo que no debía acercarse a la jaula.

   En los tiempos compuestos, por el contrario, se mantienen las mismas raíces y las mismas desinencias, tanto en indicativo como en subjuntivo:

   – he traído/había traído/hube traído/habría traído/haya traído/hubiera traído, he pensado/había pensado/hube pensado/habría pensado/haya pensado/hubiera pensado, he conducido/había conducido/hube conducido/habría conducido/haya conducido/hubiera conducido, etc.

 √  Por otra parte, hay verbos que cambian su forma por completo en la primera persona del singular del presente y en el pretérito perfecto simple, como caber>quepo>cupe, saber>sé>supe, ir>voy>fui, etc.

Ejemplos:

La maleta es tan grande, que no cabe en el coche> La maleta era tan grande, que no cupo en el coche.
Sé lo que tengo que hacer> Supe lo que tenía que hacer.
En caso del subjuntivo:
Ojalá sepa qué hacer> Ojalá supiera qué hacer.

El verbo “ir” es especial: también modifica el pretérito imperfecto.
Mi madre se va a la playa unos días> Mi madre se iba a la playa unos días> Mi madre se fue a la playa unos días.

La irregularidad de estos verbos suele afectar también al imperativo:
Pensar>piensa (singular), pensad (plural)
Sentir>siente (singular), sentid (plural)
Tener>ten (singular), tened (plural)
Colgar>cuelga (singular), colgad (plural)
Ir>ve (singular), id (plural)

Naiara SalinasPor Naiara Salinas Barbosa, graduada en Filología Hispánica por la UNAV, especial para PracticaEspañol

Noticias al azar