Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Economía

Lo que hay que hacer o cómo abordar las consecuencias económicas del coronavirus según la OCDE

La OCDE ha llamado a los Gobiernos de los países desarrollados a llevar a cabo una actuación política y concertada rápida, de colaboración y compromiso para contener la epidemia del coronavirus y sus consecuencias, humanas y económicas,  protegiendo la salud y los ingresos de los de los hogares y de las empresas más vulnerables y amortiguando  el choque con la rebaja de las cargas fiscales y financieras y unas condiciones de trabajo flexibles.

La OCDE reclama, en fin, un compromiso concertado de aumento del gasto público que debería dirigirse primero al sector de la salud para abordar los brotes del virus y apoyar la investigación, para frenar su expansión.

Por su claridad e importancia, desgranamos en español en PracticaEspañol las claves de este informe  “Coronavirus: the world economy at risk” (“Abordando las consecuencias del coronavirus”) con la información que la propia OCDE facilita en su web oficial y  la difundida por @EFEnoticias.  

La situación sin coronavirus:

Antes de la epidemia, la actividad económica mundial era baja pero presentaba señales de estabilización.

En 2020 las interdependencias de la economía mundial – a diferencia de con la epidemia del SARS en 2003-  son mucho mayores y China desempeña “un rol mucho más importante en la producción y en el mercado turístico”.

China representa el 17% del PIB mundial, el 11% del comercio mundial, el 9% del turismo mundial y más del 40% de la demanda mundial en algunos productos.

La provincia china de Hubei, epicentro de la epidemia, representa el 4,5 por ciento de la producción china.

La situación con el coronavirus:

Con el coronavirus, la economía mundial está en su posición más precaria desde la crisis financiera y Europa y Japón se enfrentan a la amenaza de una recesión económica si el virus no se contiene.

Existe una creciente evidencia de fuertes caídas en el turismo, interrupciones en la cadena de suministro, una débil demanda de productos básicos y una caída de la confianza del consumidor.

Las restricciones sobre los movimientos de personas, bienes y servicios, y las medidas de contención aplicadas, como el cierre de fábricas, han hecho retroceder al sector industrial y recortado la demanda interna en China.

La magnitud del impacto en China se extiende a las economías desarrolladas del norte, afectando en ellas gravemente a la confianza, los viajes y el gasto. Aunque, limitar los viajes, las cuarentenas y los eventos de cancelación son necesarios para contener la epidemia.

Las previsiones de la OCDE:

La OCDE espera que la economía china crezca ocho décimas menos (hasta un 4,9 por ciento).

Reduce el crecimiento mundial a la mitad con el 1,5 por ciento en 2020: Estados Unidos crecerá en 2020 una décima menos de lo previsto (1,9),  Japón cuatro décimas menos (0,2),  Reino Unido, dos décimas (0,8), Francia, tres menos (0,9), Alemania, una menos  (0,3). El informe no habla de España.

Las propuestas de la OCDE para frenar el coronavirus:

Rapidez política.- La OCDE pide actuar “rápidamente” frente al coronavirus, destinando medios suficientes contra la infección, apoyo al sistema sanitario y a las empresas “vulnerables”.

Colaboración.- La OCDE demanda una acción concertada del G20 con otros países si los riesgos a la baja se materializan y el crecimiento es mucho más débil durante un periodo prolongado.

Compromiso.- Eso debería incluir el compromiso colectivo de incrementar el gasto público necesario para dirigirlo primero a proteger la salud .

Flexibilidad .- Proteger las salud y los ingresos de los más vulnerables; amortiguar el choque mediante una rebaja de las cargas fiscales y financieras, y unas condiciones de trabajo flexibles.

Reducir los cargos fijos, los impuestos y la tolerancia crediticia también ayudaría a reducir la presión sobre las empresas que enfrentan una caída abrupta de la demanda.

El escenario para 2021 con la epidemia contenida:

Si la epidemia se mantiene contenida  y esas políticas surten efecto, la organización, con sede en París, estima que el alza de la economía mundial se elevará al 3,3 por ciento en 2021, tres décimas más de lo augurado en noviembre. La del G20 crecerá un 3,5 % (dos décimas más) y la de la eurozona un 1,2 %, un porcentaje sin cambios.

Más allá del coronavirus:

La OCDE señala que el coronavirus no es el único riesgo inmediato y que sobre la economía mundial también influyen:

– Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.
– La incertidumbre sobre las futuras relaciones comerciales entre la Unión Europea y el Reino Unido.
– La persistencia de factores de “vulnerabilidad financiera”.

Qué es y qué hace la OCDE:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es una organización internacional cuya misión es diseñar mejores políticas para una vida mejor, promoviendo entre los gobiernos políticas y soluciones que favorezcan la prosperidad, la igualdad, las oportunidades y el bienestar para todas las personas.

(3 de marzo de 2020, EFE/PracticaEspañol)

La noticia relacionada en vídeo:


Noticias al azar

Multimedia news of Agencia EFE to improve your Spanish. News with text, video, audio and comprehension and vocabulary exercises.