Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Mundo

Los 1.500 kilómetros recorridos por un grupo de españoles en India para volver a España

Nueva Delhi /  Después de recorrer 1.500 kilómetros en autobús para atravesar el norte de la India por las numerosas restricciones por el coronavirus, un grupo de 15 españoles, miembros en su mayoría de dos equipos de fútbol indios, tomaron un vuelo que, tras una escala en Ámsterdam, los llevó a España.

“El viaje ha sido mejor de lo que esperábamos, porque cuando te dicen 30 horas en un autobús en la India te preocupas un poco”, reconoció a EFE el entrenador español del East Bengal, Mario Rivera.

El autobús con 15 españoles y otros siete ciudadanos europeos, entre ellos un niño todo energía a pesar de la larga travesía, salió el domingo por la mañana de la ciudad oriental india de Calcuta y a primera hora de la tarde del lunes llegaron a un complejo hotelero situado muy cerca del aeropuerto internacional de Nueva Delhi.

Allí tomaron un vuelo holandés de repatriación con destino a Amsterdam, y accesible a otros ciudadanos europeos, y después, previsiblemente, debieron esperar otras 24 horas para tomar un nuevo avión que, ya sí, les llevó a España.

“Ahora lo vemos muy fácil, es como si ya estuviéramos ahí. Vamos a descansar un rato en el hotel y luego (…) salimos para el aeropuerto”, explicó este entrenador que pone fin a una corta experiencia desde febrero en Calcuta, meca del fútbol en un país donde el principal deporte es el críquet.

“Es un paseo después de (todo) esto”, insiste.

1.500 km  de carretera 

Y es que la primera parte del trayecto hacía presagiar un duro viaje, con una carretera “un poco mala y con muchas obras, muchos desvíos y muchos controles” policiales, hasta diez en las primeras diez horas, pero luego la situación mejoró, explicó Rivera.

Esos controles de seguridad, presentes en todo el país, impiden la libre circulación para evitar la propagación del virus, por lo que el grupo necesitó para sortearlos un pase especial del ministerio del Interior proporcionado por la embajada de España.

La India y sus 1.300 millones de habitantes se encuentran en confinamiento desde el pasado 25 de marzo y, aunque éste debía haber concluido el 3 de mayo, el viernes el Gobierno lo amplió por dos semanas más, relajando algunas restricciones en las zonas sin contagios, en un país con más de 42.500 infecciones por COVID-19 y 1.389 muertes.

En marzo las autoridades indias habían impuesto también el cierre de fronteras y la cancelación de vuelos, permitiendo desde entonces la salida a cuentagotas de aviones de repatriación para los turistas varados en la India.

Sin embargo, en el caso de la mayoría de estos 15 españoles que trabajaban en Calcuta, su marcha no pudo producirse de inmediato, sino que tuvieron que esperar hasta que se confirmó el fin de la temporada liguera, lo que les dio luz verde para regresar a España.

Fútbol en la India

Uno de esos jugadores es el asturiano Jaime Santos, que milita en el East Bengal y veterano en la India de este grupo de futbolistas tras su llegada al gigante asiático en diciembre de 2018.

Santos también reconoció que todo fue mucho mejor de lo esperado.

“Muy bien, dentro de lo que cabe. Hemos hecho 30 horas, si no me equivoco, sin parar (…) con las paradas que tuvieron que hacer los conductores para descansar”, relata el jugador, después de que el hotel en el que tenían previsto dormir a mitad de camino en la ciudad sagrada de Benarés cancelara en el último momento la reserva.

Tras los vuelos a Ámsterdam y Madrid, el joven tiene previsto alquilar un coche con un amigo en la capital para ir a Asturias.

“Llegada estimada: día 6 a las 7 de la tarde, si va todo bien. Por lo tanto tres días y pico” de viaje, concluye Santos resignado.  (7 de mayo de 2020, EFE/PracticaEspañol)

La noticia relacionada en vídeo (3 de mayo de 2020):


Noticias al azar