Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Mundo

Los “riders” holandeses: reparten comida y buscan personas desaparecidas

Imane Rachidi / La Haya /  Los “riders” holandeses, repartidores de comida a domicilio que circulan en bicicletas por Países Bajos, han empezado a colaborar con la Policía y el servicio de búsqueda de personas AMBER Alert para tratar de localizar a niños y adultos desaparecidos, llevando las fotografías de estos menores impresas en sus bolsas de reparto.

Los ciclistas holandeses del servicio Deliveroo forman parte de una campaña nacional en Países Bajos titulada “Ride to Find” (Montar para encontrar), en la que los repartidores reciben directamente en su aplicación de móvil la alerta, que una vez activada por las autoridades supone que la vida de la persona desaparecida corre un peligro grave e inmediato.

Unas 40.000 personas desaparecen cada año, la mitad de ellos menores de edad. “La incertidumbre para los familiares es muy grande en estos casos. No saber dónde está un ser querido, ni cuándo volverá a casa, es lo más difícil para los que se quedan”, explica Izanne de Wit, de la Oficina Nacional para Personas Desaparecidas.

Además de estar actualizados sobre cada una de las desapariciones de niños que se vayan produciendo, los repartidores llevarán en sus espaldas, impresos en su bolsa de reparto, carteles con la foto y los datos de la persona que se busca durante todo el mes de septiembre, para llamar la atención de los ciudadanos y los clientes sobre estos casos aún sin resolver.

Una colaboración inédita

Se trata de una colaboración inédita entre los repartidores de un servicio de entrega a domicilio y las autoridades oficiales de un país.

“Es la primera vez en todo el mundo que los repartidores estarán alerta sobre los niños desaparecidos que se encuentran en peligro”, asegura en un comunicado el sistema nacional de alertas sobre secuestros y desapariciones.

Para Frank Hoen, fundador de AMBER Alert, cuantas más personas “busquen a un niño desaparecido, mayor será la posibilidad de localizarlo pronto” y la ayuda de los repartidores “es un gran activo” porque “están circulando todo el día por la carretera, no solo son claramente visibles en la calle, sino que ellos mismos también ven a mucha gente”.

Al menos 180 ciclistas que reparten comida en más de 18 ciudades holandeses conducirán con las fotos de los desaparecidos en sus bolsas de reparto, una medida con la que Deliveroo dice que “espera ayudar a la Policía Nacional para resolver casos” pendientes.

“Todos en Deliveroo estamos muy orgullosos de esta asociación con AMBER Alert y la Policía Nacional. Es importante para nosotros poder contribuir a la localización de adultos y niños desaparecidos, aunque ojalá no fuera tan necesario”, dice Stijn Verstijnen, director de la sucursal en Países Bajos de esta conocida empresa de reparto a domicilio.

Gimnasios y cajeros automáticos

La atención hacia las personas desaparecidas está siendo una prioridad de las autoridades holandeses durante los últimos años y, según la Policía, los ciudadanos tienen “muchas veces información y pistas sin darse cuenta” sobre casos de desapariciones que siguen sin resolverse, unos datos que podrían ayudar a saber qué ha pasado con una persona.

En el 94 % de los casos que se recurrió hasta ahora a AMBER Alert, resultó ser un éxito y se logró dar con las personas desaparecidas.

A principios de este año, el operador de publicidad en exteriores Exterion Media comenzó a mostrar imágenes de las alertas de desapariciones en pantallas de publicidad digital, como las de las estaciones de servicio o los centros comerciales.

El gigante deportivo Fitness Basic-Fit también se sumó a la Policía holandesa y comenzó a mostrar fotos de los niños y adultos en más de 1000 pantallas de televisión de los gimnasios.

Las advertencias sobre niños en paradero desconocido también llegaron a unos 300 cajeros automáticos en Países Bajos después de que los bancos hayan puesto a disposición de las autoridades sus terminales para colaborar con el rastreo de desaparecidos.

Los salvapantallas de los cajeros empezaron a mostrar fotos y datos de niños desaparecidos, visibles hasta que se introduce la tarjeta para retirar el dinero, una iniciativa que también puede verse en las máquinas en el aeropuerto de Schiphol Ámsterdam y el de Rotterdam, así como las sucursales de Holland Casino, estaciones de tren y supermercados. (4 de septiembre de 2020, EFE/PracticaEspañol)

Noticias al azar

Multimedia news of Agencia EFE to improve your Spanish. News with text, video, audio and comprehension and vocabulary exercises