Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Mundo Nivel C1

Meghan Markle y el príncipe Enrique levantan el telón de la ruptura real

Washington / En una explosiva entrevista emitida en Estados Unidos el domingo por la noche, Meghan Markle reveló que hubo “preocupaciones y conversaciones” dentro de la familia real británica sobre el posible color de piel de su primer hijo con el príncipe Enrique y que durante su primer embarazo tuvo pensamientos suicidas.

En una entrevista con Oprah Winfrey, la pareja relató sus experiencias que los llevaron a dejar a la familia real, y Enrique también habló del deterioro de su relación tanto con su hermano, el príncipe Guillermo, como con su padre, el príncipe Carlos.

Pero las revelaciones más impactantes vinieron de Meghan, que habló sola en la primera mitad de la entrevista, la cual duró dos horas y se emitió durante el horario de máxima audiencia de la CBS.

Conversaciones acerca del color de piel

Meghan dijo que en los meses que estuvo embarazada de Archie, hubo “preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura podría ser su piel cuando naciera”.

Dijo que Enrique le transmitió las conversaciones, pero se negó a identificar a los involucrados, afirmando que “eso sería muy perjudicial para ellos”.

Cuando más tarde se unió a la entrevista, Enrique dijo que es “una conversación que nunca voy a compartir”, y agregó que estaba “un poco sorprendido”.

Meghan, que está embarazada de su segundo bebé y que anunció durante la entrevista que tendrán una niña en el verano, dijo que en 2019 cuando estaba esperando el nacimiento de Archie, se enteró de que no le darían el título real habitual, ni la seguridad.

Añadió que se sintió abrumada por la idea de que “el primer miembro de color en esta familia no se le diera un título de la misma forma que a otros nietos se les daría”.

“No quería está viva”

Meghan también reveló que su salud mental empeoró notablemente durante su primer embarazo.

“Simplemente ya no quería estar viva. Y ese era un pensamiento constante muy claro, real y aterrador. Y recuerdo cómo él (Enrique) me acunaba”, dijo.

“Fui a la institución y dije que tenía que ir a algún lugar para recibir ayuda, dije que nunca me había sentido así antes y que tenía que ir a algún sitio, y me dijeron que no podía, que no sería bueno para la institución”.

“Se trataba de correos electrónicos, pidiendo ayuda, diciendo muy específicamente que estoy preocupada por mi bienestar mental… Nunca se hizo nada. Así que tuvimos que encontrar una solución”, añadió Meghan, aparentemente refiriéndose a su decisión de retirarse de la monarquía y comenzar una nueva vida fuera del Reino Unido.

Se casaron en secreto

Meghan reveló que ella y Enrique se habían casado tres días antes de la boda en una ceremonia secreta en la que solo estuvo presente el arzobispo de Canterbury.

Además, se pronunció sobre las historias de la prensa sensacionalista de que, antes de su boda con Enrique, hizo llorar a su cuñada Catalina, la duquesa de Cambridge, diciendo que “sucedió lo contrario”.

“La narrativa sobre hacer llorar a Catalina fue el comienzo de un asesinato real de un personaje y sabían que no era cierto”, dijo Meghan.

La duquesa dijo que fue Catalina la que estaba molesta por los vestidos de flores de las niñas antes de la boda, y añadió: “Me hizo llorar. Y realmente hirió mis sentimientos”.

Sin embargo, añadió que Catalina se disculpó más tarde y le envió flores.

Enrique, “decepcionado” por su padre

Cuando se incorporó a la entrevista, Enrique negó otro rumor: que la reina Isabel II no fue informada de su decisión de retirarse de la monarquía.

“Yo nunca he ocultado algo así a mi abuela”, dijo. “Tengo demasiado respeto por ella”.

“Tuve tres conversaciones con mi abuela y dos conversaciones con mi padre antes de que dejara de atender mis llamadas”, dijo.

“Me siento realmente decepcionado porque [mi padre] ha pasado por algo similar”, dijo Enrique. “Él sabe cómo se siente el dolor. Siempre lo querré, pero ha habido mucho dolor”.

Respecto a su hermano el príncipe Guillermo, el segundo en la línea de sucesión al trono, dijo que la relación entre los dos ahora consiste en darse “espacio”, y añadió: “Quiero mucho a Guillermo(…) pero estamos en caminos diferentes”.

Atrapado en el sistema

Enrique dijo que estaba “atrapado dentro del sistema. Como el resto de mi familia. Mi padre y mi hermano están atrapados. No pueden irse, y siento una gran compasión por ello”.

Al parecer, también se refirió al comportamiento de los medios de comunicación al que tuvo que enfrentarse su madre, la princesa Diana, antes de morir en un accidente de coche en París en 1997, a la edad de 36 años. El accidente se produjo un año después de su divorcio del príncipe Carlos y su salida de la familia real.

“Mi mayor preocupación era que la historia se repitiera”, dijo Enrique, y añadió que se sentía “aliviado y feliz” de estar sentado con Meghan a su lado y no podía imaginar lo que debió ser para su madre “pasar por este proceso ella sola hace tantos años”.

El 19 de febrero, Enrique y Meghan confirmaron que ya no trabajarían como miembros de la familia real británica, y se les retiraron los beneficios que venían con los roles.

Sin embargo, Enrique dijo durante la entrevista que la familia real le cortó los fondos el año pasado cuando se mudaron a Estados Unidos, y que solo se quedaron con la herencia que le dejó su madre, lo que los llevó a negociar acuerdos con Netflix y Spotify para pagar la seguridad. (9 de marzo de 2021, EFE/PracticaEspañol)

La noticia relacionada en vídeo (enero 2020):


Noticias al azar

Multimedia news of Agencia EFE to improve your Spanish. News with text, video, audio and comprehension and vocabulary exercises