Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Palabras en la #Prensa: criptografía

El físico valenciano Vicent Martínez Sancho ha desarrollado un sistema de criptografía novedoso y, según defiende, eficaz, con el que reta a piratas informáticos y “hackers” a intentar descifrar cualquier archivo que se haya encriptado por él, según informa hoy ABC

Se trata del denominado “criptograma de residuos”, patentado con la mayor calificación posible en novedad, actividad inventiva y aplicación industrial y según ha señalado su creador, es “absolutamente indescifrable”.

“No lo he desarrollado como un sistema antipiratería o anti-hackers aunque les invito a que intenten descifrar cualquier cripograma”, ha retado Martínez, que ha dedicado su vida a la docencia en la Facultad de Física de la Universitat de València.

Martínez ha explicado que la criptografía actual está basada en dos coordenadas: la confusión, que es “cambiar el idioma”, y la difusión, que trata de “diluir la redundancia de un texto”, es decir, la repetición estadística de determinados símbolos.

“Eso tiene un problema: tanto el eje de confusiones como el de las difusiones tiene un tamaño finito, lo que quiere decir que el número de claves también tiene que ser finito”, ha explicado.

Además de confusión y difusión, su nuevo procedimiento incluye el eje de la transformación, lo que confiere a su sistema un sentido tridimensional y proporciona, según el físico, “infinitas posibilidades, lo que significa que cumple la condición de Shannon de secreto perfecto”.

Para desarrollar este nuevo sistema de encriptación, Martínez aplicó el teorema matemático de residuos que había deducido, que todavía no ha publicado y que “nada tenía que ver con la criptografía”.

“Hace tres años leí una noticia de que a una persona le habían abierto su correo electrónico y habían desvelado su intimidad; esto me preocupó y pensé que mi teorema de residuos podría aplicarse a la criptografía, que hasta ahora nunca me había interesado, para evitar cosas como ésta”, ha relatado.

Se trata de un procedimiento del que, por su seguridad, está convencido de que “marcará un antes y un después”, como no se cansa de repetir el físico, aunque por afirmarlo “ponga en juego” su prestigio intelectual. “A la vista está”, asevera después de hacer una demostración con un portátil.

En apenas dos segundos, el sistema, que guarda celosamente en una memoria portátil pero que puede instalarse en cualquier ordenador, es capaz de encriptar el Quijote, el Bolero de Ravel, cualquier texto o fotografía o incluso historias médicas, como defiende su creador, y desencriptarlo al momento.

Noticias relacionadas