Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Palabras en la Prensa: reclamación

Generalmente, se puede reclamar un derecho o el importe de una multa o también, como es el caso, la devolución de un libro. Lo que no es habitual es que una reclamación llegue con 29 años de retraso. Pero, es lo que le ha pasado a una ciudadana austriaca. De modo, que todo es posible.

 En ese caso, la tarjeta postal con la exigencia de devolución de los libros fue remitida por la Biblioteca Municipal de Salzburgo en abril de 1983, pero no llegó a su destinataria hasta hace un par de semanas, informa la página web de la radiotelevisión austríaca ORF.

Hertha Groh, receptora de la tardía reclamación y que tiene hoy 80 años, reconoce haberse reído de buena gana cuando encontró en su buzón la tarjeta, en la que se le advierte de que ha de abonar cinco chelines (la entonces moneda austríaca), unos 30 céntimos de euro, por cada libro y semana de retraso.

Afortunadamente para ella, los libros fueron devueltos ya hace años y se podrá ahorrar los más de mil euros de multa “acumulada” en estas casi tres décadas.

Aún no se ha aclarado el porqué del retraso ni cómo la tarjeta, franqueada, pero no sellada por correos, ha llegado finalmente a su destino.

La reclamación forma ahora parte de los fondos del museo de la Biblioteca de Salzburgo, donde, por cierto, las multas por retraso de devoluciones son hoy día 12 veces más altas que hace 29 años.

Noticias relacionadas