Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Expresiones

¿Por qué usamos en español la expresión “hasta hace bien poco”?

Probablemente hayas leído o escuchado esta expresión más de una vez en castellano, ¿pero realmente sabes lo que quiere decir? ¿Por qué el uso de ese bien? ¿Por qué decimos que algo ocurrió hace bien poco y no simplemente hace poco? ¿Y por qué hace bien poco pero no hace mal poco? Sigue leyendo este post si quieres entender el significado de esta expresión y aprender a usarla correctamente.

 

En una de las publicaciones anteriores de Practica Español hablábamos de superhéroes y de la escasa visibilidad que el mundo del cine le había dado a las mujeres en este tipo de películas hasta hace bien poco, pero muchos se habían quedado con la duda de qué significaba exactamente esta expresión y no entendían realmente el uso de la palabra bien en esta oración.

 

¿Qué dice la Real Academia Española?

En el Diccionario de la lengua española, se define bien como sustantivo (‘aquello que en sí mismo tiene el complemento de la perfección en su propio género, que es objeto de la voluntad’) y como adverbio (‘según es debido, con razón, perfecta o acertadamente, de buena manera’, ‘felizmente, de manera propia o adecuada para algún fin’ o ‘con gusto, de buena gana’), pero siempre aparece rodeado cualidades positivas, como podemos comprobar. Sin embargo, si atendemos a lo que dice la frase, no podemos interpretar que sea bueno que esto ocurriera hasta hace poco, ni que fuera adecuado o según lo debido ni mucho menos, por lo que tenemos que buscarle otra explicación a la expresión hasta hace bien poco.

 

Bien como sinónimo de muy/mucho

Para ello, para entender el porqué de este uso, tenemos que irnos a la séptima acepción que nos proporciona el diccionario académico, donde nos aclara que cuando bien aparece antepuesto a un adjetivo o a un adverbio, adquiere el valor del adverbio muy, que a su vez es una forma reducida de mucho. De esta manera, si decimos que alguien iba “bien rápido”, no queremos decir que sea positivo el hecho que fuera a tal velocidad, sino que iba muy rápido. De hecho, aunque parezca una incoherencia, también es perfectamente válido decir que una persona es “bien mala”, y su significado no es otro que recalcar que esa persona es realmente muy mala, siendo un uso correcto de esta expresión.

 

Hasta hace bien poco = Hasta hace muy poco tiempo

De este modo, si algo ocurría “hasta hace bien poco”, ya sabemos que no tiene ninguna carga valorativa sobre si eso era bueno o malo, sino que es una manera de enfatizar que aquello de lo que hablamos sucedía hasta hace muy muy poco tiempo. Es decir, el objetivo de usar ese “hasta hace bien poco” no es otro que recalcar (y a veces exagerar) la cercanía con el hecho en cuestión.

 

Ejemplos:

Pedro estudiaba en Granada hasta hace bien poco = Pedro estudiaba en Granada hasta hace muy poco tiempo

Hasta hace bien poco, la mujer tenía poca visibilidad en las películas de superhéroes = Hasta hace muy poco (tiempo), la mujer tenía poca visibilidad en las películas de superhéroes

Has llegado bien tarde hoy = Has llegado muy tarde hoy

La tarta de zanahoria está bien rica = La tarta de zanahoria está muy rica

Algunos políticos trabajan bien poco = Algunos políticos trabajan bien poco

Hoy ha llovido bien = Hoy ha llovido mucho

 

Fernando Muñoz Villalón / Practica Español

Máster en Lengua Española: Investigación y Prácticas Profesionales

 

Noticias al azar