Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

¿Proteges la mascarilla que te protege del COVID-19?

¿Proteges la mascarilla que te protege del COVID-19? ¿Cómo guardas la mascarilla? ¿Cuántas veces te bajas la mascarilla a la barbilla? ¿Crees que estás fuera de peligro y no usas la mascarilla? 

Las mascarillas protegen del contagio de  COVID-19 pero es importante usarlas correctamente porque de acuerdo con los expertos “el final de la pandemia ni siquiera está cerca”. Hay que cuidar y conservar correctamente la mascarilla y para esto último mejor en un sobre de papel que en una bolsa de plástico.

Todavía hoy, incluso cuando el calor aprieta, como sucede ahora en España,  hay peligro de contagio de COVID-19. También, de contraer otras infecciones causadas por las propias mascarillas al acumular bacterias de nuestra piel que pueden llegar a provocar neumonías.

 “Tenemos que ser conscientes de que la mascarilla entra en contacto con las bacterias que están en nuestra piel”, dice en una nota de prensa el virólogo y profesor de microbiología de la Universidad CEU San Pablo, Estanislao Nistal.

¿Cuándo y cómo las mascarillas acumulan bacterias? 

Las mascarillas pueden acumular bacterias cuando se apoyan  sobre la barbilla o el pelo por la presencia de estafilococos en la piel cuando hay granitos o pequeñas  heridas,  por ejemplo, como las del afeitado; y los  estafilococos pueden producir  infecciones respiratorias.

El microbiólogo de la Universidad CEU San Pablo afirma que cuando se utiliza la misma mascarilla durante  varios días se acumulan bacterias en ella que  posteriormente se inhalan y pueden provocar “molestias en la garganta, boca o nariz”.

Dice también que es importante extremar el cuidado al ponerse y quitarse la mascarilla: la mascarilla no se debe mover ni retirar  hacia la barbilla o el pelo y se debe manipular desde las gomas de sujeción a las orejas.

Mejor un sobre de papel para guardar la mascarilla anti COVID-19

“Siempre hay que manipular la mascarilla desde sus gomas elásticas y guardarla en un recipiente que no exponga a la mascarilla como en un sobre de papel, que es deshidratante y dificulta algo el posible crecimiento de las bacterias”, dice el virólogo.

El sobre de papel es mejor que dejar la mascarilla en una superficie o en una bolsa de plástico.

El virólogo alerta de que “las bacterias puedan bajar a la parte baja de nuestros pulmones y producir una infección bacteriana que dé como consecuencia una neumonía”.

Y también de que las bacterias pueden agravar patologías de base como las de las personas que han tenido el SARS-Coronavirus 2 o personas con fibrosis quística.

Por favor, hay que seguir usando mascarilla

Por otro lado, este virólogo recuerda que las mascarillas son un elemento de protección frente al COVID-19 porque garantizan que no se dispersen las gotitas de saliva cuando salen de nuestra boca, ya que quedan retenidas en ella”

“Al usar las mascarillas,  reducimos la exposición de las personas que puedan estar expuestas al virus que nosotros estemos produciendo y evitamos que otras personas se infecten”, recuerda.

El calor no afecta a la transmisión directa del virus

Nistal  aclara que durante los meses de verano, “el calor no afecta a la transmisión directa del virus, la que es a través de las gotitas de saliva entre personas” y por eso “es más importante que nunca usar la mascarilla y mantener la distancia social”.

Por el contrario, el calor sí afecta al virus en cuanto a la vía de transmisión indirecta, que supone el vertido de partículas de saliva sobre las superficies, que posteriormente podemos tocar con la mano y de forma involuntaria llevarlas a la cara u a otra persona. (1 julio 2020, CEU/PracticaEspañol)

Noticia relacionada (13 ABRIL 2020)


Noticias al azar