Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 sobre 5)
LoadingLoading...

Sintaxis

“Todo”, un cuantificador caprichoso

“Todo” es un cuantificador que, en español, tiene género masculino y femenino y, además, plural y singular:
todo- toda    //  todos- todas

 

Todo está bien
Toda la casa está limpia
Todas las copas son bonitas
Todos están estudiando
 

Usarlo bien no es complicado, solo hay que poner atención, porque “todo” “toda” y “todos” “todas” son unos cuantificadores muy caprichosos que pueden jugar con nosotros y cambiar el sentido de nuestras palabras. Esto pasa cuando: 

 

— El singular “todo” equivale al plural  “todos”:

 

   Todo periodista en esta redacción debe saber escribir  (todos los periodistas en esta redacción deben saber escribir)

 

— O, cuando “todo” tiene el significado de “cada uno” o “cualquier o cualquiera”

 

  Todo periodista que se precie de serlo debe saber escribir (cada periodista que se precie de serlo debe saber escribir)

 

–O cuando el plural “todos” también equivale a “cada uno”:

 

    Ese periodista recibe la paga todos los meses  (Ese periodista recibe la paga cada mes)   

 

   
   Fíjate que decimos  “todos los periodistas” y no decimos “todo periodistas”.

 

   –Ahora bien, a veces queremos que todo haga el papel de “solo” o “nada más que” y entonces lo usamos así:   
  “¡Todo, periodistas!” (solo hay periodistas o todos son periodistas) 
  “¡Todo, hombres!”  (solo hay hombres o todos son hombres).

 

  Si te das cuenta, hemos escrito “todo, periodistas”,  separado por una coma, porque para dar ese sentido a la frase necesitamos hacer una elipsis verbal.

 

  Fíjate también en que “todo” modifica el sentido de una expresión en función de que el nombre al que acompañe lleve o no artículo.

 

–No es lo mismo decir “toda empresa” (todas las empresas) que “toda la empresa” (la empresa o esa empresa) 

 Algunas de las expresiones que usamos con “todo”:

Ante todo, que en realidad significa “primero” o “lo primero”.

   Ante todo quiero dar las gracias

Después de todo, con el sentido de “finalmente” 

   Después de todo, las cosas son como son  

Así y todo, con el sentido de “a pesar de” 

 Asi y todo, aprobó el examen  (A pesar de no estudiar o estar enfermo… aprobó el examen)

Sobre todo, con el sentido de “especialmente” 

     Sobre todo, quiero destacar que… (especialmente o en especial quiero destacar que… 

Por todo esto, con el mismo sentido que “en conclusión” o “en resumen”.

También decimos “a todo gas” o “a toda máquina” cuando queremos decir que hacemos algo con el máximo esfuerzo o rendimiento; “A todas luces” para significar que algo está muy claro; “De todas todas” en lugar de “con seguridad” o “voy a por todas” que es lo mismo que decir: “voy a ganar”  

A. Carlos / PracticaEspañol

 

BIBLIOGRAFÍA: Los post de gramática de Practica Español han sido elaborados  siguiendo, entre otras, todas o algunas de las recomendaciones de la Real Academia de la Lengua Española y el Instituto Cervantes en “Gramática básica de la RAE, “Gramática práctica del español” y  “Las 500 dudas más frecuentes del español”. “Gramática de la Lengua Española”, de Emilio Alarcos Llorach. “Ortografía de uso del español” y “Gramática didáctica del español”, de Leonardo Gómez Torrego. “Breve ortografía escolar” de Manuel Bustos Sousa.”Diccionario gramatical” de Emilio M. Martínez Amador. Vademécum del español urgente y Manual de español urgente, de Agencia EFE. Diccionario Panhispánico de Dudas (RAE)

Noticias al azar