Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

Mundo

Todos dicen que ganan tras la cumbre “histórica” contra el coronavirus

Bruselas /  “Hemos demostrado que la magia del proyecto europeo funciona porque, cuando pensábamos que era imposible, hay salida gracias al respeto y a la cooperación”, dijo este martes el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, al término de la cumbre europea para responder a la crisis económica del coronavirus.

Calificada por todos como “histórica”, de esta cumbre, la segunda más larga de la UE tras la de Niza, sale una lluvia de 750.000 millones de euros para los países más afectados por la pandemia procedentes de una emisión de deuda común.

Además de “histórica”, todo el mundo está satisfecho: los más afectados porque reciben una gran cantidad de dinero que les ayudará en la recuperación; los contribuyentes al fondo porque, dicen, han puesto las condiciones para que los países afectados disfruten de ese dinero.

Los que recibirán más dinero del fondo

Italia: El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó que “es un momento histórico para Europa y para Italia (…). Estamos satisfechos: hemos aprobado un ambicioso plan de recuperación apropiado para la crisis que estamos viviendo”. Italia recibirá unos 209.000 millones, de los cuales casi 82.000 serán en forma de transacciones y unos 127.000 como créditos, reveló Conte.

España: El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, habló de un “gran acuerdo para Europa y para España”, con el que se escribe una de las páginas “más brillantes de la historia de la Unión Europea”. Dijo que España mantiene -entre ayudas y préstamos- la cantidad del fondo que esperaba recibir, unos 140.000 millones de euros. De esos 140.000 millones, más de la mitad, 72.700, serán transferencias o ayudas directas

Portugal: El primer ministro de Portugal, António Costa, dijo que el acuerdo supone “una señal importante de confianza para el esfuerzo de recuperación económica y social” frente a la crisis del coronavirus. Destacó que Portugal tendrá disponibles “más de 45.000 millones de euros para los próximos siete años”.

Francia: El presidente francés, Emmanuel Macron, habló de “un cambio histórico de nuestra Europa y de la zona euro”, al poner en común una capacidad presupuestaria y abrir la perspectiva a recursos propios. Posteriormente, el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, estimó que Francia recibirá 40.000 millones en subvenciones del plan europeo de reconstrucción.

Grecia: El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, aseguró que “es una oportunidad única para Grecia y Europa de dar un gran paso adelante y no tenemos intención de desperdiciarla”. Grecia recibirá del fondo de recuperación, que se financiará con la emisión de deuda común a nivel europeo, unos 70.000 millones de euros, de los cuales 19.000 millones tendrán forma de subvención y 12.500 millones serán créditos.

La presidencia alemana, que tiene que gestionar la tramitación

La canciller alemana, Angela Merkel, afirmó que ésta es la respuesta “de la Europa unida” ante una situación que requería “respuestas extraordinarias”. “Europa ha demostrado en esta situación ser capaz de actuar”, dijo. Alemania se “conformó” con mantener el nivel actual del descuento que recibe por su contribución al presupuesto (3.670 millones anuales). En los próximos siete años espera recibir de los fondos 650 millones para las regiones del este del país y otros 650 millones para el desarrollo agrícola.

Los llamados “frugales”

El primer ministro holandés, Mark Rutte, consideró que con el acuerdo los “intereses holandeses están bien protegidos”. Rutte dijo estar “satisfecho” con el resultado alcanzado porque se trata de “un paquete integral y bueno” para los más afectados por la COVID-19 y celebró que, al final, “en los casos más extremos, se podría apretar el freno de emergencia si esos países no han hecho lo suficiente”.

El canciller federal de Austria, el conservador Sebastian Kurz, se congratuló de que se haya establecido un “control muy estricto” del uso de las ayudas financieras. A su juicio, se consiguió acordar el marco financiero y “lograr una respuesta adecuada a la crisis del coronavirus”.

La primera ministra finlandesa, Sanna Marin, calificó de “bueno para Finlandia” el acuerdo de la Unión Europea (UE). El Parlamento finlandés (Eduskunta) había rechazado el pasado junio la propuesta original de la Comisión Europea (CE) y cuestionado incluso la legalidad de la fórmula de préstamos y ayudas a fondo perdido.

El primer ministro sueco, Stefan Lofven, dijo que “hemos logrado un buen acuerdo para Suecia en unos momentos en que Europa se enfrenta a grandes desafíos. Con el paquete de recuperación estamos mejor equipados para manejar esta crisis y sus efectos económicos”. Su país ha mejorado el descuento que percibía de su contribución al presupuesto comunitario, que pasa de 798 a 1.069 millones de euros.

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, dijo que “juntos hemos logrado unos resultados que son buenos tanto para el conjunto del bloque como para nuestro país”. “Han sido dos noches sin apenas dormir. Pero era necesario y ha valido la pena”, añadió la primera ministra, cuyo país ha logrado aumentar el descuento de su contribución al bloque de 197 a 377 millones de euros anuales.

Los que estaban preocupados por la condicionalidad en derechos: Hungría y Polonia

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, considera que el acuerdo alcanzado este martes por los líderes de la Unión Europea (UE) no incluye una “relación directa” entre el Estado de derecho y la percepción de fondos, cuestión que enfrentaba al llamado Grupo de Visegrado y Holanda.

El texto final introduce por primera vez una condicionalidad entre la recepción de fondos del presupuesto y el respeto al Estado de derecho, de la que recelaban Polonia y Hungría; asimismo contempla también la meta de que el 30 % del gasto del presupuesto y el fondo de recuperación apoye objetivos climáticos, cuestión ésta que también rechazaba Varsovia.

Los intentos de vincular la financiación de la UE con el Estado de derecho se han “frustrado con éxito”, aseguró el primer ministro húngaro, Viktor Orbán. Hungría y Polonia han demostrado “que es inaceptable por parte de las naciones que heredaron el Estado de derecho criticar y dar lecciones a las naciones que luchan por la libertad y que han pasado por momentos muy duros y han hecho mucho contra los regímenes comunistas”, dijo. (21 de julio de 2020, EFE/PracticaEspañol)

La noticia relacionada en vídeo:


Noticias al azar

Multimedia news of Agencia EFE to improve your Spanish. News with text, video, audio and comprehension and vocabulary exercises