Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 sobre 5)
LoadingLoading...

“Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad” (W. Churchill)

 

 

Sir Winston Churchill (1874-1965), político británico, escritor y periodista. Primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial.  Premio Nobel de Literatura. 

El legado del ex primer ministro británico conservador y premio Nobel de Literatura Winston Churchill, nombrado hace más de una década como “el más grande de los británicos”, sigue vivo.

Winston Churchill (1874-1965) fue un hombre de fuerte constitución, cuyas instantáneas con un puro entre los labios, sombrero de copa en la testa, pajarita anudada al cuello y dedos formando el símbolo de la victoria dieron en su momento la vuelta al mundo.

Esas fotografías son parte del imaginario que rodea su figura y representan la victoria del Reino Unido, y el bando aliado, sobre Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial (1939-45).

Pero Churchill es más que eso, para sus seguidores –mayoría en el Reino Unido por el legado que dejó- y detractores -que consideran que la figura del político ha sido exagerada-.

Nacido en Woodstock, en Oxfordshire (Inglaterra), Churchill fue un animal político que a los 16 años, en 1900, ya pertenecía al Partido Conservador, formación que abandonó en 1904 para pasarse a las filas del Partido Liberal, pero a la que regresó en 1924.

Con los “tories”, y tras de la dimisión de Neville Chamberlain en 1940, Churchill ascendió a primer ministro británico en plena contienda bélica con la famosa frase: “No tengo nada más que ofrecer que sangre, esfuerzo, lágrimas y sudor”.

Churchill asumió el mandato desde mayo de 1940 hasta julio de 1945 cuando el Reino Unido afrontaba su momento más difícil, enfrentado a la Alemania nazi de Adolf Hitler, y promovió una estrategia de resistencia con la que venció la guerra.

Durante su segundo período en el poder, desde octubre de 1951 a abril de 1955, Churchill vivió la coronación de Isabel II en 1953 tras la muerte un año antes del rey Jorge VI.

La excelencia de sus discursos, así como su “dominio de la descripción histórica y biográfica”, le valió a Churchill en 1953 el Premio Nobel de Literatura de la Academia Sueca.

Sobre la figura de Churchill se han escrito cerca de 200 libros, más de 30 de ellos biografías. EFE/PracticaEspañol

(Con la información de Adrián Blanco Ramos, 2015)

Noticias al azar