Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

World

El amor hacia los demás, el mejor obsequio por Navidad

Ni el consumismo, ni el individualismo, logran acabar con el verdadero espíritu de la Navidad que consiste en darse, repartir amor, afecto y cariño, y compartir lo mejor de cada uno con los demás. En definitiva: repartir felicidad más allá del regalo material

En Navidad, lo mejor que podemos hacer es prestar atención a nuestros seres queridos, siendo auténticos con ellos y aceptándolos tal como son; también, apoyándoles en sus necesidades, mostrándoles nuestro sentido del compromiso familiar, de amistad, o solidaridad, y animándoles.

Es lo que dice la psicóloga Victoria  Cadarso, cofundadora del Instituto de Terapias Integrales y Enseñanzas Energéticas (ITIEE) profesora del Enneagran Institute of New York, en Estados Unidos y autora de libro “Abraza a tu niño interior”.

Se trata, explica, de dar unos “toques especiales” de cariño a los obsequios convencionales, porque, la mejor forma de ser original consiste en recuperar la verdadera esencia de la Navidad.

Si regalar se define como “dar algo a alguien en muestra de afecto o consideración sin recibir nada a cambio”, ¿por qué no ajustarse fielmente a dicha definición dando una buena dosis de cariño a nuestros seres queridos?, se pregunta.

Dar desde el corazón con armonía

“Las fiestas en general son momentos para cambiar las rutinas del día a día, son una forma de festejar los cambios. El verdadero espíritu de la Navidad sería el de compartir nuestra mejor manera de ser y estar y poder estar presente para los otros, agradeciendo su compañía y  poder pasar tiempo juntos”, señala esta psicóloga.

Para adecuarse a este espíritu navideño auténtico, según Cadarso, “los regalos se han de hacer con la actitud de compartir amor, afecto, alegría y conseguir que todos juntos disfruten” y no para “salir del paso”.

La psicóloga reconoce que “para llegar ahí”  primero hay que “tener armonía interna” porque lo que emitimos hacia fuera es lo mismo que sentimos por dentro: “Si estamos en paz y armonía, lo irradiaremos”.

Cocinar para los demás es detalle único de la Navidad

Árbol de Navidad de la Casa Blanca

 La psicóloga señala que una forma de regalar por navidad es confeccionar nuestros propios regalos a la medida de quienes los reciben o, simplemente, cocinar para las personas queridas porque se emplea tiempo y atención y la persona agasajada se da cuenta de que hemos pensando en ella.

Pero, si obsequiamos con un objeto y queremos que quien lo recibe lo interprete como una muestra de afecto, ese toque especial los damos cuando lo personalizamos, cuando lo elegimos conociendo los gustos de a quién va dirigido, cuando conocemos qué le gusta, qué necesita, qué le agradaría y “se lo proporcionamos”, dice la experta.

“Cuando hacemos las cosas de corazón van envueltas de la energía del amor que es constructiva, generativa y compasiva y, a buen seguro, eso lo irradia el regalo”.

“Realmente, amor es lo mejor que podemos dar a todos los que entran en contacto con nosotros!”, en estas fiestas y durante todo el año”, remata.

 

26 noviembre 2013, EFE-Reportajes/Practica Español

 Apuntes de Gramática:  repaso cómo citar palabras de otros, complemento de régimen

 

 

Noticias relacionadas