Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin votaciones aún)
LoadingLoading...

Culture

El teatro escolar del Este de Europa pone al descubierto los nuevos acentos del idioma español

El teatro en español a cargo de jóvenes del Este de Europa sigue creciendo en esta región y se ha convertido en forja de nuevos acentos que enriquecen y dan alas al idioma cervantino.

Así lo explicó Luis Pardiñas, agregado de Educación de la embajada de España en Eslovaquia, en la clausura del XX Festival Europeo de Teatro escolar en español, celebrado esta semana en la ciudad eslovaca de Kosice, Capital Europea de la Cultura 2013.

Durante cinco días unos 120 jóvenes de entre 16 y 19 años de edad, de bachilleratos de Eslovaquia, Polonia, Rusia, Rumanía, República Checa, Hungría y Bulgaria, interpretaron con chispa y talento, en el auditorio del ayuntamiento viejo de Kosice, obras de Miguel de Cervantes, Federico García Lorca, Sergi Belbel y de autores noveles.

El idioma español de Rusia, Bulgaria y otros países del Este de Europa

“No tenemos ya sólo el canario, andaluz, castellano, vasco, catalán, sino también el español en Rusia, Bulgaria y todos estos países”, subrayó Pardiñas en unas declaraciones a Efe.

Gracias a las secciones bilingües de los bachilleratos y a su actividad de teatro “estamos escuchando estos días como el español se enriquece con tantos acentos”, agregó.

Este teatro “nació de manera muy aficionada en Praga hace 20 años, y ha ido creciendo y es algo imparable”, aseguró.

“Tuvimos que restringir la asistencia a sólo dos grupos (de dos bachilleratos) por país. Viene precedido por concursos locales muy selectivos, con lo cual vemos jóvenes muy preparados”, explicó el diplomático español.

Los nuevos acentos de Bernarda Alba y Don Quijote

Entre ellos está Victoria Kopova, que nació en Armenia, estudia en el Instituto Rosalía de Castro de Moscú y encarnó en Kosice a Bernarda Alba con un impecable castellano.

“Me ha costado interpretar el carácter de la persona (de Bernarda en la obra “La Casa de Bernarda Alba” de García Lorca), ya que es totalmente diferente del mío”, reconoció la joven.

“Creo que ha gustado”, aseguró el eslovaco Simon Vavrek, tras dar vida a Don Alonso Quijano en “Una comedia musical de Don Quijote y Sancho Panza”.

“Me gusta mucho la persona de don Quijote, aunque no sé qué tengo en común con él. Lo he leído y he visto las películas”, dijo.

Del mismo liceo Martin Hattal de Trstena (Eslovaquia) vino Krystina Macakova, que interpretó a Dulcinea del Toboso.

Ese personaje, para Macakova, “es una imagen de cada uno de nosotros, ya que cada uno tiene una princesa o príncipe en su vida, y principalmente es un sueño que se puede cumplir”.

El grupo de Trstena ganó el concurso nacional, que les ha permitido venir a Kosice con una adaptación realizada por su instructor de teatro, Julio Ruiz, un madrileño que es también profesor de Biología y Química en el instituto de esa localidad al norte de Eslovaquia.

“La respuesta del público fue muy buena (…) y nos lo hemos pasado muy bien”, dijo Ruiz al comentar su adaptación como “la visión más cómica” del Quijote, al son de melodías de “Grease” y de “Amante bandido” de Miguel Bosé.

“La idea era divertirse ellos y divertir a los demás”, añadió el profesor español.

Su compañero Miguel Ángel Peláez, que ha sido profesor del Instituto Cervantes y ha vivido en Hungría y Jordania, destacó que del colegio bilingüe de ese pequeño pueblo, sin muchas oportunidades, “saltan a estudiar a Granada, Barcelona y Madrid”.

De esta forma “se construye Europa, se acerca uno al español y los españoles al eslovaco”, concluyó.

Gustavo Monge, Kosice (Eslovaquia), 20 abr (EFE)

Noticias relacionadas