Puede usar las teclas derecha/izquierda para votar el artículo.Votación:1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 4.09 sobre 5)
LoadingLoading...

Gastronomy

Los huevos de Pascua

Regalar huevos por Pascua es una tradición arraigada en países europeos como Alemania, Polonia, Eslovaquia, y Reino Unido, además de España, pero también se extiende en América a países como Estados Unidos, Argentina, Brasil, Uruguay y Chile.

El huevo simboliza el renacer de la vida o la vida que germina al comienzo de la primavera; y, en algunos países como Polonia se considera que cuantos más se coman  durante estos días mejor suerte se tendrá el resto del año.

La tradición es pintarlos de colores y comerlos cocidos el domingo en que se celebra la Pascua de la Resurrección de Cristo. Pero, no solo en los países de mayoría católica sino también ortodoxos como Serbia y Rusia, por ejemplo.

Los huevos cocidos se  acompañan de todo tipo de dulces, entre ellos las famosas “monas de Pascua” de Cataluña y Valencia o los bollos que los padrinos regalan a sus ahijados en  Extremadura y Asturias, por citar algunos.

Cocidos o de chocolate, los huevos pintados van dirigidos a los niños, bien como regalo o bien como reclamo para los juegos populares arraigados en las costumbres de cada lugar o territorio, pero siempre de colores, vistosos.   

Y en algunos paises se esconden. El conejo de Semana Santa  oculta los huevos de Pascua en Alemania y Reino Unido para que los pequeños de la casa los encuentren. En el Norte de Inglaterra y Escocia, se juega al huevo rodante o a la lucha de huevos para ver cuál es más resistente.

 En los EEUU los niños hacen rodar los huevos duros en una carrera por el jardín de la Casa Blanca siguiendo la tradición que introdujo el presidente Rutherford B. Hayes, en 1878.

Este año, además, un grupo de reposteros de la ciudad patagónica de Bariloche (Argentina) se propone elaborar el huevo de chocolate más grande del mundo para hacerse un lugar en los Guinness.

 

Noticias al azar